La portavoz del equipo de Gobierno, María Rodríguez, exigió de nuevo a la Junta de Comunidades, que se comprometa económicamente con la plataforma logística de Talavera, ya que se trata de un proyecto que requiere de la implicación de las tres administraciones que firmaron el protocolo para desarrollarlo: ministerio de Fomento, Junta y Ayuntamiento.

En rueda de prensa Rodríguez pidió a la consejera talaverana de Fomento, Agustina García, “que no eche balones fuera” y que demuestre que la Junta apoya este proyecto, por ejemplo, destinando partidas económicas para que puedan comenzar las obras, como han hecho otros gobiernos autonómicos en el caso de Badajoz o Murcia. “Parece mentira que una consejera talaverana baile el agua a en su jefe en vez de mirar por los talaveranos”.

En respuesta a las últimas declaraciones realizadas por la consejera, la portavoz tildó de “inacción” lo que está haciendo el gobierno regional con la plataforma, y recordó que el estudio de demanda, “que es lo único que tenía que hacer la Junta” ha tardado mucho en entregarlo, y además lo ha hecho gracias a los datos aportados por el Ayuntamiento “que ha realizado el trabajo que le correspondía al gobierno regional”.

Así, recordó que ha sido el consistorio talaverano quien ha facilitado los datos para completar el estudio de demanda con la información aportada tras el interés del puerto de Sines y otros operadores logísticos en la plataforma de Talavera, ya que la Junta disponía de un estudio que únicamente se basaba en la demanda de empresas talaveranas y que era necesario ampliar a todo el país y a fuera de España, “como ha hecho este equipo de Gobierno yéndose a Portugal”.

Este estudio de demanda se aprobó por fin en la reunión de la comisión de seguimiento de la plataforma que tuvo lugar el pasado día 26 de octubre. No obstante, avanzó que el Ayuntamiento “seguirá tirando del carro de este proyecto” y continuará completando ese estudio de demanda aunque no sea de su competencia.

Rodríguez también explicó que el ministerio de Fomento ya presentó en noviembre de 2016 el estudio de funcionalidad de la plataforma, “y lo ha hecho antes de que la Junta tuviera listo el estudio de demanda”.

Ahora, el ministerio continúa trabajando en el estudio de viabilidad económica, que se prevé esté redactado en tres o cuatro meses, “y a principios de año nos podrán adelantar algo”.