La vicesecretaria de Comunicación del PP de Castilla-La Mancha, Carmen Riolobos, aseguró que el presidente de la Junta vino ayer en el Día de la Región a Talavera “con las manos vacías”, además de realizar un discurso “humillante, despreciativo, cínico e hipócrita”.

En rueda de prensa, Riolobos ratificó que la intervención de Emiliano García-Page en el acto oficial del Día de Castilla-La Mancha “fue humillante porque no  trajo nada para Talavera y sigue negando el Grado de Informática” y otras tantas demandas y reivindicaciones de los talaveranos.

“Page fue despreciativo”, señaló la responsable popular, que indicó que el presidente autonómico no hizo caso de las palabras reivindicativas del alcalde de Talavera, Jaime Ramos. Añadió que su alocución estuvo falta de sensibilidad, ya que “de una forma miserable y despreciable” hizo referencia al discurso del alcalde, Gonzalo Lago en 2014 en el Día de la Región, argumentando que el regidor “no había sido reivindicativo”.

Riolobos recordó que Lago “estaba ya muy enfermo” y censuró las palabras de Page “que sólo aprovechó para hablar mal del anterior alcalde al que todos admirábamos”, además de que “no se comprometió con presupuestos” para los proyectos que la Junta tiene pendientes con Talavera, y desoyendo las peticiones de Jaime Ramos.

También, con la autorización de su esposa, la vicesecretaria de Comunicación apuntó que no es la primera vez que Page carece de “sensibilidad” con el que fuera alcalde de Talavera, Gonzalo Lago, ya que durante un acto público desveló la enfermedad que padecía, “causándole un gran disgusto porque los hijos de Lago aún no lo sabían, y eso es de miserables”.

Carmen Riolobos aseguró además que el presidente de la  Junta “ninguneó al delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha”, el talaverano José Julián Gregorio, que es la tercera autoridad en la región, “y el representante del  Gobierno de España”.

“Page fue cínico porque mientras hablaba de las víctimas de ETA, y de la Guardia Civil y la Policía Nacional, los socialistas estaban uniéndose en el Congreso “en un gobierno Frankestein” a BILDU, “que es proetarra”.

“También fue un hipócrita”, aseguró Riolobos, ya que el presidente autonómico, mientras ayer defendía la unidad de España, “estaba también traicionando a Castilla-la Mancha uniéndose a los separatistas e independentistas catalanes que quieren romper la unida del país”.

Por último, recalcó que Page “vino a Talavera con las manos vacías, y los talaveranos no teníamos nada que celebrar y lo ratificamos con lo que dijo el presidente de la Junta”.