La diputada nacional del Partido Popular Carmen Riolobos y el senador José Julián Gregorio han exigido al Gobierno de Sánchez y de Page “medidas urgentes, concretas y a corto plazo para compensar los posibles efectos de la guerra de Ucrania en los costes de la alimentación de nuestra ganadería”.

Así se ha pronunciado Riolobos tras su reciente visita a una ganadería de vacuno de leche “que merece todo nuestro apoyo, dada la excelente producción y el elevado número de granjas que se ubican en Talavera y su comarca, que son fundamentales para nuestra economía”.

Como ha recordado la diputada, el sector lácteo y el ganadero de Talavera ya está sufriendo por los elevados costes de la luz y los combustibles y ahora debe hacer frente al incremento de los costes de la alimentación y los piensos, “y por eso necesitan un apoyo concreto para garantizar la supervivencia de unas ganaderías que son de excelente calidad y básicas para el sector productivo de Talavera y su comarca”.

Riolobos ha apuntado que la guerra de Ucrania y las acciones de la Unión Europea a Rusia “plantean un impacto negativo sobre los suministros de cereales y de maíz que España necesita para alimentación animal”, ya que nuestro país compra a Ucrania el 20 por ciento de los cereales que importa, y el 30 por ciento del maíz. Además, Ucrania es el principal productor de trigo, maíz girasol, harina y aceite de girasol, productos “imprescindibles” para alimentación animal.

En ese sentido ha apuntado que las previsiones que hay es que la guerra de Ucrania va a tener “un impacto importante” sobre la cantidad y los precios de estas materias primas para la alimentación que se está utilizando permanentemente en la ganadería, “y por eso reclamamos a los gobiernos de Sánchez y Page medidas concretas y compensatorias para prevenir los efectos de esta reducción en las importaciones de estos productos básicos para la alimentación animal”.

Desde el PP, ha continuado la diputada, “consideramos que el sector de la producción de leche en la comarca de Talavera está ya muy afectado” por la subida de las materias primas y especialmente por la de la luz y los carburantes, tanto en 2021 como en 2022. Si ahora se suman los posibles incrementos en los costes de los piensos y de la materia prima para la alimentación animal, “estamos llegando a una situación más estresante para este sector, y Page no puede hacer oídos sordos a las necesidades de nuestra ganadería”. Por eso, desde el PP esperamos que tanto Page como Sánchez tomen medidas para paliar estos efectos negativos en un sector “que ya está bastante castigado”.

“Los parlamentarios estamos esperando las respuestas a las preguntas formuladas en el Congreso para saber en qué nivel está el compromiso del Gobierno de España para que se aplique la Ley de Cadena Alimentaria”, ha recordado Riolobos, que ha añadido que su aplicación evitaría lo que ha ocurrido hasta ahora, “que es que este sector ha estado vendiendo por debajo de los costes de producción” y es a su vez necesario que se tomen medidas para abaratar el precio de la luz y los combustibles.

Finalmente ha apuntado que a principios de este mes el Grupo Parlamentario Popular ha instado al Gobierno, a través de una Proposición no de Ley presentada en el Congreso de los Diputados, “a dar soluciones urgentes” a la situación insostenible del sector lácteo, de manera que garanticen su estabilidad.

Concretamente, el Grupo Popular ha reclamado al Ejecutivo que adopte las medidas necesarias para que los contratos entre productores de leche e industrias lácteas aseguren el equilibrio y la existencia de beneficios a todos y cada uno de los eslabones de la cadena, con un impacto asumible por el consumidor, “porque la situación actual es insostenible”.