La senadora por Toledo, Carmen Riolobos, ha afirmado que un total de 9.205 personas están en lista de espera para ser atendidos en el Hospital Nuestra Señora del Prado de Talavera,  calificando esta situación como “insostenible”.

Riolobos ha señalado que la lista de espera quirúrgica del Hospital talaverano ha registrado en enero el mayor incremento desde el cambio de gobierno autonómico. Los 2.691 pacientes que en enero de 2016 llevaban aguardando para ser intervenidos suponen 476 más que en junio del pasado año cuando el actual Ejecutivo autonómico accedió al poder. De las cuales hay 126 personas que llevan más de 180 días esperando para ser operadas, lo que supone un 12.600 por ciento más que hace siete meses.

Los datos ofrecidos por la senadora y portavoz popular reflejan una subida en la práctica totalidad de las especialidades, lo que ha sido calificado por Riolobos como “un absoluto desprecio del Gobierno de Page hacia los pacientes del área de salud de Talavera”.

Las listas de espera de las consultas externas también se han incrementado, llegando hasta los 5.540 pacientes, de los cuales, 703 llevan más de dos meses esperando, lo que representa un 26,9 por ciento más desde junio de 2015 a enero de 2016.

También han experimentado una notable subida las listas de espera de técnicas diagnósticas, cuyos 974 pacientes de los cuales 412 llevan más de un mes esperando, lo que supone un aumento de las  listas de espera del 184,14% en los últimos siete meses.

La senadora popular ha señalado que éstos son datos oficiales recogidos por la propia Consejería de Sanidad, y ha calificado como “insostenible” la situación por la que atraviesa la Sanidad en Talavera, recordando  que desde el pasado mes de enero el servicio de radiología está mermado al cincuenta por ciento de su plantilla y que el hospital continúa sin contar con el servicio de hemodiálisis que demandan sus pacientes. Riolobos también ha señalado que no se ha reemplazado la vacante de un cirujano vascular y que llevan sin cubrirse las plazas de jefes de servicio de pediatría y cuidados paliativos que fueron suprimidas con la llegada de Page al Gobierno autonómico.

Por todo ello Riolobos ha exigido al gobierno de Page que rebaje los tiempos de espera y que deje de discriminar a los pacientes talaveranos.