El alcalde, Jaime Ramos, ha retado esta mañana al presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha a que no prometa a los talaveranos lo que no es capaz de cumplir y a que ponga un mayor interés en cumplir lo que promete.

Se trata, por tanto, de un reto doble, lanzado esta mañana por el alcalde de la Ciudad de la Cerámica, a las puertas del Teatro Palenque, donde el 21 de mayo de 2015 el presidente autonómico y la hoy candidata a la alcaldía de Talavera de la Reina, Agustina García Élez, se comprometieron  a “acabar la obra del AVE Madrid-Lisboa a su paso por Talavera”.

García-Page se pronunciaba así en un acto electoral ante cerca de 600 personas, entre las que se encontraban la actual Consejera de Fomento y candidata a la alcaldía, Agustina García Élez y los exalcaldes José Francisco Rivas e Isidro Flores.

Ramos ha recodado que la semana pasada los medios de comunicación informaban de la licitación de un tramo de alta velocidad en la línea férrea de Castilla-La Mancha, pero “la decepción vino cuando comprobamos que se trataba de un tramo entre Alcázar de San Juan y Manzanares”.

El primer edil ha reconocido la desilusión que supuso ver cómo el tramo de alta velocidad que afecta a Talavera de la Reina quedaba una vez más postergado. “Un desencanto que se agudizó aún más cuando un técnico de ADIF confirmaba públicamente la falta de avances en el tramo talaverano”.

Por todo ello el primer edil ha retado de manera doble al presidente autonómico y a la actual consejera de Fomento para que “no prometan lo que no son capaces de cumplir y para que hagan algo de una vez por todas a favor de la llegada del AVE a Talavera”.