El alcalde, Jaime Ramos, ha retado esta mañana al presidente de la Junta de Castilla-La Mancha a que destine el presupuesto necesario para proceder a las obras de desdoblamiento de la carretera CM-5001 para mejorar la conexión de Talavera con la autovía A-5 y aumentar la seguridad vial de este tramo de seis kilómetros que es de titularidad íntegra de la Junta de Comunidades.

 

El alcalde ha explicado que “tras la reunión que García-Page mantuvo con el ministro de Fomento no ha habido ningún avance ni novedad sobre la propuesta que hace unas semanas hacíamos los alcaldes de Talavera de la Reina, Pepino y Cazalegas para el desdoblamiento de la N-V”. Ramos ha considerado que se trata de una propuesta “seria y con contenido, que detalla y define perfectamente las competencias y responsabilidades de cada administración, pero de la que no tenemos todavía respuesta”.

 

El primer edil ha explicado que “mientras esperamos la contestación a esta propuesta, lanzo a Page y a su consejera de Fomento un nuevo reto para que procedan al desdoblamiento de la entrada a Talavera de la Reina desde la carretera CM-5001”, que es de competencia de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y de su consejería de Fomento.

 

El regidor talaverano ha afirmado que el municipio adolece de este tipo de infraestructuras y que la ciudad demanda tener unos accesos rápidos y seguros tanto para los turistas como para los propios vecinos.

 

Ramos ha explicado que la mejora de este tramo de seis kilómetros requiere del compromiso de la consejera de Fomento y del presidente de la Junta “para que puedan empezar a hacer efectiva la lluvia de millones que Page prometió para Talavera”.