El vicepresidente provincial del PP, Jaime Ramos, exigió hoy en Talavera a José María Barreda que “cumpla con su obligación como presidente de Castilla-La Mancha” con respecto a Talavera y que asuma los compromisos electorales con la Campana de Oropesa, sobre todo en lo que respecta a la carretera que comunica Oropesa con Candelada y que como demostró el PP a primeros de mes se encuentra en un estado tercermundista.

El también portavoz del Grupo Municipal del PP en la Diputación recordó que Barreda anunció en el 2007 en la Casa de la Cultura de Navalcán, la construcción «inmediata» de la carretera Oropesa-Candeleda, «y como ya hemos denunciado no se va a destinar en el próximo ejercicio ni un solo euro» como tampoco hay partidas económicas para el desarrollo del Área Metropolitana de Talavera; «cumplir con una promesa es destinar dinero para que se acometan las obras».

Jaime Ramos arremetió contra el delegado de la Junta en Toledo «porque es capaz de dar en rueda de prensa datos falsos con respecto a las contrataciones de Planes de Empleo dejando fuera a Alcaudete o Segurilla y cuando conoce que se equivocó sólo es capaz de decir que le pasaron mal los datos», lo que demuestra que es un delegado «sectario, partidario y partidista que falta a la verdad y no soluciona nada», sin embargo cumple muy bien con el cometido de «venir a estas zonas a arremeter contra las personas que reivindicamos que Barreda cumpla con su obligación».

Además, Ramos también tuvo palabras «para el delegado del delegado», que le tienen aquí para que cuando el delegado de Barreda no puede venir a arremeter contra la presidenta del PP, María Dolores de Cospedal o contra el presidente provincial Arturo García-Tizón, «salga con alguna lindeza».

«El delegado de Barreda y el delegado del delegado de Barreda no dejan de ser comisarios políticos puestos a dedo, sin el refrendo de las urnas y pagados con el dinero de todos que administra Barreda y que lo hace como si fuera su cortijo», apostilló del vicepresidente.

El portavoz confesó que el delegado del delegado de Barreda, José Luis González Durán y el portavoz de la sucursal del presidente de la Junta en Toledo «que es en lo que han convertido la Diputación» le recordaban a la película ‘Los Liantes’ de Pajares y Esteso, «pero a los liantes se les descubre, no se puede vivir permanentemente engañando a todo el mundo».

Jaime Ramos se refirió a la diputada regional socialista, Nieves Arriero, «que ahora tiene una oportunidad de oro para demostrar su compromiso con Talavera y comarca», bien presentando una enmienda a los presupuestos de la Junta en la que se incluya un partida para comenzar las obras de la carretera Oropesa-Candeleda o bien votando la que presenta el PP, porque de lo contrario «Arriero habrá quedado muy bien con sus jefes pero no habrá cumplido con su obligación con la comarca de Talavera».

El vicepresidente provincial del PP expresó que a los socialistas puedes darles algo de «grima» apoyar las propuestas populares, y se remitió a una moción presentada por el Grupo Popular de Navalcán que se aprobó por «unanimidad» para instar a la Junta a mejorar y acondicionar la carretera autonómica comarcal 5150. También a un acuerdo de la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Talavera del 8 de octubre de este año que recoge la «solicitud de inicio de las obras de la citada carretera», en un órgano donde sólo tiene representación el PSOE.

El portavoz solicitó a su vez a José Gutiérrez «que plante cara a sus jefes» de Toledo y les pida que destinen una partida para el arreglo de la carretera Oropesa-Candeleda, «si no, habrá quedado muy bien con sus jefes, pero no con los ciudadanos a los que se debe».