El senador del Partido Popular, Tomas Burgos, ha analizado en profundidad la reforma fiscal que aprobó el Consejo de Ministros del viernes 20 de junio, y en su visita a Talavera ha asegurado que las medidas fiscales del  gobierno “se basan en una bajada de impuestos para familias y empresas, para que tengan un respiro en forma de reducción de impuestos”.

Por eso, dado el beneficio que supone para las familias, aseguró no entender por qué “el PSOE de Page quiere que el millón de los castellano-manchegos que declaran en el IRPF paguen más impuestos,  que los autónomos y pequeños empresarios de Talavera tengan menos dinero para invertir en sus negocios, y puedan crear empleo”.

No obstante, recordó que el Partido Popular, en cumplimiento de su compromiso electoral hará posible que, a partir de enero, “se reduzcan las retenciones y eso permitirá disponer de más dinero en el bolsillo de los ciudadanos, lo que será bueno para el consumo y la actividad económica en general”.

El también portavoz del Grupo Territorial de los senadores del PP de Castilla-La Mancha en el Senado ha señalado que “hemos conseguido mantener los pilares básicos del Estado de bienestar, gracias al esfuerzo de todos los castellano-manchegos y de todos españoles. No se han bajado las pensiones, la sanidad sigue siendo pública, universal y gratuita,  no se han cerrado colegios por falta de fondos. Es ahora que la economía crece y que se crea empleo,  cuando podemos aplicar la filosofía fiscal del PP y rebajar los impuestos para favorecer el consumo, la inversión, el ahorro y la creación de empleo” porque “los objetivos de esta reforma fiscal son el crecimiento económico y la creación de empleo”.

Tomas Burgos, ha destacado además que “es el momento de recompensar el esfuerzo fiscal que han tenido que hacer todos los españoles” y ha recordado que “bajarán más los impuestos a las rentas medias y bajas, y se mantendrá el tipo máximo en niveles similares a los que existían antes de que el PP llegara al Gobierno”.

Así, ha subrayado que esta reforma fiscal del Gobierno “va en la dirección de mejorar el bienestar de las familias españolas”, y  “todos los trabajadores tendrán más dinero en sus bolsillos a partir de enero de 2015 gracias a la bajada de las retenciones”.

Además, “los que ganen menos de 12.000 euros van a poder disponer de su salario íntegro a partir de 2015”. La Reforma incluye, como grandes ejes, una rebaja media del IRPF del 12’5 por ciento entre 2015 y 2016; un tipo único del 25 por ciento en el Impuesto de Sociedades; y ayudas de 1.200 euros para familias numerosas con discapacitados.

Por último, Tomas Burgos ha valorado positivamente que “el Gobierno ha decidido no subir el IVA, a pesar de las recomendaciones expresadas por todos los organismos nacionales e internacionales”.