El presidente del Partido Popular y candidato a la Alcaldía, Gonzalo Lago, junto con el secretario general José Julián Gregorio y el concejal Gerardo Pérez de Vargas se han reunido recientemente con la directiva de la asociación de vecinos de Puerta de Zamora, a quienes les han trasladado su apoyo y han escuchado sus necesidades y demandas para mejorar el barrio.

Los vecinos recordaron que en el barrio no existen centros deportivos, ni zonas ajardinadas, ni tampoco un centro social que la asociación considera muy necesario y quieren que el Ayuntamiento negocie la adquisición de la capilla gótica de lo que fue cárcel de la Santa Hermandad Vieja de Talavera para rehabilitarla y que pase a formar parte del circuito turístico de la ciudad.

Los miembros de la junta directiva consideran que es necesario  lavar la cara del barrio, porque a su juicio ofrece una imagen de abandono por la suciedad que se esparce por las calles, donde también proliferan pintadas  en fachadas y el asfaltado de algunas vías apenas existe. También consideran relevante arreglar la rotonda de la Calle Marqués de Mirasol, porque a su juicio deja bastante que desear y manifiesta una sensación de total abandono, a pesar de ser una de las más transitadas.

Otra de las preocupaciones de los vecinos es la seguridad del barrio además de que se adecenten calles y plazas, donde se instalan las heces de perros, por lo que consideran que existe muy poca concienciación para no dejar abandonados los excrementos de los perros en la vía pública, algo que favorece que se proyecte una imagen degradada de esta zona histórica.

Por su parte, Gonzalo Lago destacó que todos los barrios tendrán la misma consideración con un gobierno del Partido Popular, y dejó claro que dependiendo del estado de las finanzas del Ayuntamiento se tendrán en cuenta las necesidades de cada una de las asociaciones, ya que con la última línea de crédito de 9 millones la economía del Consistorio «puede quedar muy tocada».

El presidente del partido expuso que en estos momentos se necesita ahorro y austeridad, conceptos que no ha aplicado el equipo de Gobierno que lidera Rivas durante sus cuatro años de mandato, «dilapidando una gran cantidad de millones de euros, sin que hayan revertido en la ciudad y en los talaveranos».

Lo miembros del partido informaron a los vecinos de que el concejal Gerardo Pérez de Vargas llevó una moción al Pleno del Ayuntamiento en la que se pidió un trato preferencial para este barrio en el reparto del segundo Plan Estatal para la Sostenibilidad y el Empleo, dotado con 7,5 millones de euros,  porque en el primero se quedó fuera del reparto.

Esta proposición fue aprobada por el equipo de Gobierno socialista, quizá sólo «de cara a la galería», ya que los 7,5 millones de euros concedidos sólo revertieron para este barrio alrededor de 60.000 euros, «una migaja insuficiente para atender todas las demandas de los vecinos, que se han quedado muy decepcionados», lo mismo que la oposición. 

Lago recalcó que su primera y principal preocupación será trabajar para la creación de empleo en una ciudad donde las oficinas del Sepecam ya cuentan con más de 20.000 desempleados inscritos, y por eso se empleará en que Talavera sea Nodo Logístico Nacional con Plataforma Logística Intermodal, y lo mismo para que llegue el AVE y el soterramiento de las vías, ya que el Partido Popular con María Dolores de Cospedal a la cabeza «traerán a la región y a Talavera la riqueza que se necesita, pero que primero habrá que establecer austeridad y ahorro para salir de esta ruina en la que nos han metido Barreda y Rivas».