El presidente del Partido Popular, Gonzalo Lago, censuró hoy las “sospechosas prisas” que ha tenido el alcalde, José Francisco Rivas para salir en contra del Esquema de Temas Importantes previo al Plan de Cuenca del Tajo, y se preguntó por qué no hace lo mismo para el resto de proyectos hidrológicos que se encuentran paralizados en la ciudad.

«Rivas ve tan negro su futuro electoral que ahora se ha agarrado al agua para salvar los muebles», aseveró Lago, que insistió en que el alcalde bien se podría preocupar y salir en defensa de la ampliación de la Estación de Tratamiento de Agua Potable, que tiene un presupuesto de 17 millones de euros, y todavía no se ha llevado a cabo. 

El dirigente popular aseguró que el actual Plan de Cuenca «no asegura ni los caudales ni nuestras necesidades de agua» y coincidió en que la Confederación Hidrológica del Tajo se ha vuelto a olvidar de Talavera. «Y el hecho de que esto se solucione depende de que Rivas haga una ruta por los despachos de su mismo partido para que la ciudad tenga agua de calidad y cantidad».

Gonzalo Lago recordó que el mismo socialista «que ahora monta un teatro por el agua», votó en Pleno en contra de tres mociones populares que pedían la determinación de caudales ecológicos en calidad y en cantidad, que se hiciera un control biológico del río a su paso por la ciudad y que se asegurasen las necesidades de agua limpia mediante una conexión con el embalse de Picadas, aunque con el tiempo se ha avenido a algunos de estos planteamientos.

Lago recordó que el Partido Popular siempre ha apostado por un Pacto Nacional del Agua del que salga un modelo global de política hidrológica que garantice el derecho de todos a disponer de agua «en calidad y en cantidad». «De ahí que hoy más que nunca hay que recuperar una planificación hidrológica que asegure los caudales de nuestros ríos a su paso por la ciudad, sin necesidad de tener que enfrentarnos a otros territorios y a otros españoles».

Desde el PP se considera que una buena política hidrológica requiere de un gran pacto entre todos los talaveranos que posibilite la sostenibilidad ambiental de nuestros ríos, «por eso continuaremos reclamando la prioridad del uso de la cuenca cedente y que se garanticen nuestras necesidades de agua presentes y futuras».

Lago apuntó que el agua es un recurso vital para nuestra economía «que puede condicionar nuestro progreso y la calidad medioambiental» y de este elemento depende el desarrollo sostenible de Talavera, por eso hay que reclamar lo que es de justicia para la ciudad.