El presidente del Partido Popular, Gonzalo Lago, lamentó la decisión que tomado últimamente el acalde José Francisco Rivas de enviar a sus acólitos a los medios de comunicación “para arremeter una y otra vez contra el Partido Popular”, cuando lo que debería hacer es preocuparse de los problemas de Talavera, entre los que destaca la falta de empleo, máxime hoy que se ha conocido que el paro en la región ronda las 200.000 personas, y sólo en la provincia hay 3.000 personas más en paro.

Lago insistió en que lo que necesita Talavera son políticas que fomenten la reactivación económica y censuró que el alcalde «envíe a un caniche a asustar y a amedrentar a los agentes sociales y a todos los representantes empresariales», para que no puedan manifestar su opinión; «y esto nos parece una postura que no es del todo democrática ya que los talaveranos tienen derecho a opinar sin ser amedrentados y sin que se les meta miedo para que no digan lo que piensan», después de que se haya conocido que desde Fepemta se baraja la posibilidad de plantear una manifestación en defensa de las inversiones de Talavera. «Algo que no ha salido del Partido Popular». 

El presidente recalcó que afortunadamente existe libertad de expresión a pesar de que Rivas se preocupe por enviar a algunos de sus representantes «para meter miedo a estos ciudadanos que quieren denunciar la mala situación actual por la que pasa Talavera».

El dirigente popular insistió en que en estos momentos Talavera necesita de austeridad por la precaria situación por las que pasan las cuentas municipales «y una gestión eficaz de las inversiones para que Talavera pueda tener una reactivación económica y empecemos a crear empleo».

Una vez más, el representante popular lamentó que las inversiones  de las que presume Rivas a través de sus concejales «son absolutamente equivocadas», algo que por ejemplo ha quedado patente en el dineral que se ha invertido en el proyecto del carril bici, «en el que todos estamos de acuerdo, pero que se ha convertido en una chapuza más que impide la actividad económica» ya que en la avenida de Pío XII y con las obras del parking privado «se está destruyendo el comercio de esa zona, como también se preocuparon de hundir el de la zona de la Estación de Autobuses».

Gonzalo Lago reiteró que Talavera ha sufrido una grave disminución de las inversiones por parte del Gobierno nacional y de la Junta, «y nosotros creemos que la primera premisa de Barreda debería ser la de invertir para crear empleo en Talavera porque es el primer problema que angustia a los talaveranos».