El portavoz del Grupo Municipal Popular, Gonzalo Lago, valoró hoy el anuncio de Zapatero de que los ayuntamientos puedan seguir endeudándose, y aseguró que esa medida responde “a sus intereses electorales y el de los municipios gobernados por el Partido Socialista”, y que en el equipo liderado por Rivas ha sido bien recibido.

«Algunos siguen manifestando que nos podemos seguir endeudando en 20 millones de euros más porque se les ha metido entre ceja y ceja dejar las arcas municipales a cero», aseguró Lago, que indicó que la nefasta gestión del equipo de Gobierno de Rivas se constata en nuestras finanzas. «Los socialistas han tirado por la ventana mas de 200 millones de euros, más de 33.000 millones de las antiguas pesetas, haciendo que nuestro Ayuntamiento esté en una situación económica precaria aunque se quiera negar en público».

El responsable popular calificó esta última legislatura de Rivas como «de la agonía» para nuestra actividad económica y para nuestro empleo y subrayó que el alcalde «es una hipoteca para nuestra ciudad», ya que desgraciadamente existe la posibilidad de que nuestro Consistorio pueda estar en quiebra, si se nos condena en el Supremo a pagar 54 millones de euros por la sentencia de Ucota por una falta de diálogo en un momento oportuno. 

Gonzalo Lago explicó que la deuda y el  déficit que tiene ya el Ayuntamiento «obliga a los talaveranos a pagar una deuda de 3.000 euros por cada ciudadano», que engloba la subida del IVA, los recortes sociales, la congelación de pensiones, al disminución del sueldo de los funcionarios y la subida enmascarada de los impuestos de nuestro Ayuntamiento, que hacen que el consumo en nuestra ciudad sea cada día más difícil. «Si no hay consumo, no hay actividad económica y sin ésta, crecen las cifras de desempleo, por lo que Talavera está en una pescadilla que se muerde la cola y este equipo de Gobierno no ha retomado ni una sola medida que roma este círculo». 

El portavoz popular recordó que además de la deuda, el Ayuntamiento está amenazado con pagar 54 millones de euros por la sentencia de Ucota, «y estamos así porque no se supo gestionar en los momentos de bonanza económica», dijo Lago, que especificó que con el boom de la construcción se dilapidaron 24 millones de euros de ingresos en nuestro Ayuntamiento que nos dio la gran superficie, «y dilapidaron más de 4.000 millones de pesetas en un proyecto como Talavera ferial que sigue sin generar actividad económica ni ingresos». 

Gonzalo Lago recalcó que Rivas y su equipo de Gobierno «son una hipoteca para el futuro de Talavera» que no han sido capaces de solucionar nuestro principal problema que no es otro que el empleo. «En los últimos cuatro años, hemos pasado de estar a la cabeza de Castilla-La Mancha, a estar en la cabeza de la cola del paro y a la cabeza de tener nuestros bolsillos exhaustos». 

Por otra parte, Lago se mostró partidario de reforzar la financiación local mediante la modernización de los Ayuntamientos, «que exige un Pacto de Estado para impulsar la descentralización de determinadas competencias hacia los municipios».

Por eso, desde el PP se defiende un Pacto de Estado para acordar un régimen local básico, para lograr que cualquier ciudadano, independientemente del lugar donde viva, disfrute de los mismos derechos, prestaciones y servicios públicos con la inclusión de un  modelo de financiación local estable y suficiente que garantice nuestro modelo descentralizado. 

El responsable popular dejó claro que este aspecto la financiación municipal, ya fue prometida por Zapatero en época electoral «y será de nuevo una promesa incumplida por los socialistas, «y Rivas debería exigir en estos momentos el cumplimiento de esta promesa, en lugar de pensar en la posibilidad de endeudarse de nuevo en 20 millones de euros, según palabras del portavoz socialista», concluyó.