El presidente del Partido Popular, Gonzalo Lago, compareció hoy en rueda de prensa para aclarar que su obligación como político es trasladar a la opinión publica “una información que tengo, y es mi deber porque mi preocupación es la seguridad de los ciudadanos que van a visitar todos los jueves el Puente de la Ronda del Tajo”, porque mi preocupación es la seguridad de los trabajadores, “que es lo que me importa”, y eso es lo que me ha guiado a hacer mis manifestaciones sobre el puente según las informaciones que tengo.

Lago dejó claro que «en ningún caso he puesto en duda ni la honorabilidad de los ingenieros que puedan trabajar en la obra, ni el buen hacer los técnicos, ni de las empresas que trabajan en este proyecto. Jamás he afirmado ni he puesto en duda la honorabilidad, ni el buen hacer de los ingenieros ni de las empresas». 

El dirigente popular insistió en que le han llegado «informaciones claras» de que una carga de hormigón de 20 toneladas había provocado desperfectos y una grieta en las obras del puente, «y lo que pedí es una explicación pública del alcalde, y sobre todo que se enterara de lo que había pasado en esa obra». Así, Lago ratificó que no desmiente lo que dijo hace dos días: «y no es nada malo en democracia pedir explicaciones públicas, y hoy de nuevo le ruego a Rivas que se entere de lo que ha pasado en el proyecto del puente de la Ronda del Tajo, y se lo reitero con el máximo respeto, sin insultos, sin ofender, porque estoy en mi derecho porque es mi obligación como oposición trasladar esto a la opinión pública».

Gonzalo Lago prefirió quedarse al margen de los insultos lanzados por el alcalde y por Sánchez Pingarrón, y subrayó que Rivas en vez de ofrecer explicaciones, lo que ha hecho «es atacarme directamente en mi honorabilidad, de una manera impropia en un presidente de una Corporación municipal», lo que supone una falta de respeto, «y no me voy a poner en la misma situación, ni voy a tener la misma actitud que en un político a mi me parece intolerable».

Gonzalo Lago insistió en que la reclamación pública de explicaciones que pide el Partido Popular «nos parece absolutamente razonable con la historia anterior que venimos padeciendo en Talavera de proyectos chapuceros» a los que nos tiene acostumbrados Rivas y su equipo de Gobierno, y recordó que el proyecto del Estación de Autobuses fue «una chapuza, y una obra impropia del siglo XXI ;en su día afirmé que había problemas en las entradas y salidas con los autobuses y hoy sigo diciendo que persisten esos problemas en el túnel, que es peligroso para la circulación. Sólo espero y deseo que nunca ocurra un problema» 

El presidente informó de que el Partido Popular solicitó ayer, y con carácter urgente, poder visitar la obra del puente «para verificar si hay o no signos de lo que hemos afirmado, y antes de que se presentase la posibilidad de que estas alteraciones pudieran ser reparadas». Sin embargo, la respuesta que han ofrecido al partido ha sido que pidamos la visita por escrito, «y no entendemos por qué cuando pedimos una visita con urgencia tenemos que esperar, siendo parte de la Corporación Municipal con once concejales», cuando cada jueves hay visitas guiadas a las obras.

Por último, Lago dejó claro que lo que ha quedado patente con la salida de tono de los socialistas «es su nerviosismo, que a veces roza la histeria ante el miedo evidente de poder perder unas elecciones».