Los miembros de la Junta Local del Partido Popular de Talavera se reunieron recientemente para perfilar el calendario de cara a las próximas elecciones locales y autonómicas del 22 de mayo, con el fin de estudiar y debatir acerca de las propuestas de futuro para una ciudad que tiene más de 12.000 parados, por lo que la creación de empleo y la reactivación económica es la principal preocupación de un partido volcado con el bienestar de los talaveranos.

En el encuentro, al que asistieron los 25 miembros de la junta local, se puso de manifiesto la delicada situación del Ayuntamiento de Talavera, motivada por una deuda de un 80 por ciento y porque no se ha hecho caso a los técnicos municipales que proponían llevar a cabo un Plan de ajuste económico-financiero a corto plazo para sanear nuestra economía, «con lo que se comprometerán las inversiones futuras, independientemente de que gobierne quien gobierne».  

El presidente del PP, Gonzalo Lago, trasladó a los integrantes de la junta su convicción de que María Dolores de Cospedal va a ser la próxima presidenta de Castilla-La Mancha «porque los talaveranos y los castellanomanchegos perciben ya el cambio que se nota en la calle» y animó a todos los miembros del PP a trabajar más duro para que el proyecto que el partido tiene para esta ciudad y para la región sea una realidad a partir del 22 de mayo, como ya están apuntando todos los sondeos que se han conocido a nivel nacional.  

«No nos resignamos a una Talavera que siga sin AVE, sin nodo logístico y que esté perpetuamente engordando las listas de parados», aseguró Lago, que avanzó que los proyectos que el partido tiene para la ciudad se orientan a la creación de empleo, que es lo que realmente preocupa a todos los talaveranos.