El presidente del PP, Gonzalo Lago, junto con el secretario general, José Julián Gregorio, se reunieron recientemente con la asociación de vecinos ‘El Faro’ del barrio de la Piedad, para volver a escuchar sus problemas, demandas y mejoras que se puedan llevar a cabo en la zona y ver si la realidad del barrio ha cambiado algo desde la primavera, que fue cuando tuvieron el último encuentro con estos vecinos.

Desde la asociación se explicó al presidente popular que una de las grandes preocupaciones de los vecinos es que continúan reclamando como desde hace varios años un centro social para mayores, ya que es el único barrio que carece de unas instalaciones de este tipo. Tampoco disponen de zonas deportivas, «a pesar de ser el segundo barrio más poblado de Talavera».  

En La Piedad siguen reclamando mobiliario urbano como papeleras que faltan en la zona, así como que se haga cumplir la ordenanza municipal para que se multe a los dueños de los perros que dejan esparcidas las heces de sus animales por las calles del barrio.  

Otra de las grandes inquietudes de la asociación vecinal es la deuda que mantiene el Consistorio con el colectivo, ya que aún no les han abonado el dinero de la subvención municipal correspondiente al último semestre del pasado 2010, y los vecinos ven condicionadas las actividades que prestan desde la asociación porque carecen de liquidez. 

La falta de aparcamiento se ha convertido en una demanda de los habitantes de la Piedad, que han visto cómo se han reducido las plazas públicas y gratuitas por las que ha eliminado el carril bici.  

EL PARO COMO PREOCUPACIÓN  

La alta tasa de paro que se concentra en el barrio es una de las mayores preocupaciones de los vecinos, que han conocido que recientemente las oficinas del Sepecam ya registran 20.043 desempleados, personas que quieren trabajar y que no pueden «y desgraciadamente, mes tras mes, lejos de aliviarse estas cifras cada vez aumentan más». 

Gonzalo Lago coincidió con los vecinos en que el principal problema de la ciudad es el desempleo ya que uno de cada tres parados de la provincia es de Talavera, algo que calificó de «alarmante y preocupante». El presidente popular explicó a los miembros del colectivo la «delicada» situación que tiene el Consistorio talaverano por la deuda que acumula e insistió en la necesidad urgente de que en la ciudad se instalen empresas que ayuden a mejorar la económica local. Sin duda, la llegada del AVE, «ese tren que prometieron Zapatero, Barreda y Rivas en las elecciones de hace cuatro años, seguro que hubiese ayudado a crear empleo, que es lo que verdaderamente necesita Talavera». 

Lago expuso que otro de los proyectos que más puestos de trabajo generaría en la ciudad es el nodo logístico con plataforma logística intermodal, «y el PP no va a dejar de reclamarlo para nuestra ciudad». 

El dirigente popular aseguró a los vecinos de La Piedad que el Partido Popular es una formación donde tienen cabida todos los ciudadanos, y está abierto a las propuestas de todos las personas y colectivos que quieran mejorar el futuro de la ciudad. Por eso, se comprometió a estudiar sus demandas e inquietudes para poder incorporarlas en la medida de lo posible al programa electoral del partido, «que se hará en consonancia con las necesidades reales de todos los talaveranos».