El presidente del PP de Talavera, Gonzalo Lago hizo hoy balance de lo que ha supuesto para la ciudad el primer aniversario de la manifestación del 20-J en defensa de los ríos Tajo y Alberche, y aseguró que este fin de semana se han visto luces y sombras: «la luz representada en la Plataforma, que sigue viva a pesar de los bombardeos a los que constantemente les somete Barreda y Rivas que intentaron hace una convocatoria que minimizase la opinión de la sociedad civil”.

Lago señaló que la sombra de este fin de semana la han protagonizado Barreda y Rivas «que hicieron un ridículo espantoso el sábado porque a su llamada no acudieron ni si quiera los propios votantes del PSOE de Talavera y de Castilla-La Mancha».  

Insistió  en que esta ausencia de apoyo para Rivas y Barreda en Talavera «demuestra que ninguno de los dos tiene ya credibilidad y que practican políticas de engaño y de coacción para salir en una foto», añadió que los ciudadanos ya les han dicho «que ya no quieren ni engaños ni políticas de apariencia, quieren actos que solucionen sus problemas». 

El presidente del PP local aseguró que lo peor de la visita de Barreda fue que «en su falso discurso no viésemos ninguna propuesta para solucionar los problemas de los regantes de Talavera que son más de 3.000». Barreda también se olvidó de reivindicar inmediatamente el Plan de Cuenca, «que solucionaría nuestros problemas con el agua al tener caudales ecológicos en calidad y en cantidad». 

«No hubo propuestas para regular el caudal del Alberche ni para evitar que nuestro río deje de ser una cloaca. Hoy los ciudadanos quieren propuestas realistas y ver que en el túnel oscuro en el que nos encontramos hay luces de salida».  

Gonzalo Lago recordó que los problemas del agua los han originado los propios socialistas; «Zapatero derogó el Plan Hidrológico Nacional que podría haber hecho desparecer el trasvase y sin embargo nos condena a seguir en una sequía permanente». 

«Barreda abandona la defensa de Talavera y sus ríos, dejando a nuestra ciudad de nuevo al pairo y permite que sigamos dependiendo de camiones cisternas para abastecimiento de agua cada verano», señaló el presidente, que indicó que el presidente de Castilla-La Mancha «evita llevar a cabo obras hidráulicas que pudieran asegurar nuestras reservas de agua limpia y que el Tajo sea un río medioambientalmente aceptable». 

Gonzalo Lago aseveró que por el contrario el Partido Popular ha estado bien representado en Talavera apoyando a la Plataforma, «no queremos políticas de apariencias y María Dolores Cospedal no viene a hacerse fotos, eso lo hacen Barreda y Rivas, nosotros estamos aquí para solucionar los problemas de los ciudadanos, y que nadie dude de que Cospedal se preocupa y va a solucionar los problemas del agua en la región». 

Por último Lago se refirió a la promesa de que Barreda va a limpiar el agua del Tajo, «pero no dice qué va a hacer para lograrlo, y yo aseguro que si gobierna el Partido Popular en Talavera y en Castilla-La Mancha en el Tajo se van a bañar de verdad los talaveranos», concluyó.