El presidente del Partido Popular, Gonzalo Lago exigió hoy a los socialistas de Talavera, la provincia y la región que trasladen a sus compañeros de partido la petición de que voten en contra de los Presupuestos Generales del Estado “por el daño que ocasionan a Talavera”. Máxime cuando en el equipo de Gobierno reconocen que las partidas previstas para la ciudad no son las mejores.

«No hemos oído a Rivas levantar la voz para oponerse a esta situación», dijo Lago, que señaló además que el senador Camacho se dedica a proteger las espaldas de Zapatero para «resguardarse las suyas», y Emiliano García-Page, como secretario general del PSOE «en ningún caso defiende la posibilidad de ayudar a Rivas en la defensa del AVE para Talavera».

«Si de verdad el secretario provincial del PSOE quiere defender a Toledo y a Talavera debería decir a sus diputados que voten en contra del proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado en las cortes nacionales, porque lo demás es pura apariencia», aseveró.

El también portavoz del Grupo Municipal Popular dijo que «Rivas y Camacho van a hacer un daño incalculable a nuestro desarrollo si no trasladan esta exigencia a Zapatero y a Barreda para que este atropello no se acometa».

Lago se mostró convencido de que hoy es un día «para levantar la voz y manifestarse en rebeldía para oponerse a Zapatero y a Barreda porque su pretensión es dejar en el olvido a nuestra ciudad y a la comarca», y no podemos permitir este atropello.

Gonzalo Lago explicó que resulta extremadamente grave que la financiación del AVE Madrid-Extremadura quede en manos privadas. «En las declaraciones de Víctor Morlán se certifica el desprecio de Zapatero y Barreda hacia el corredor internacional» porque «se han lavado las manos en este proyecto», máxime teniendo en cuenta la situación de crisis en las empresas.

El responsable popular reiteró que la inversión de alta velocidad debería depender del Estado y de la Junta y al no contemplarse partidas para la construcción del AVE en 2011, «porque las partidas son ridículas», la llegada del tren «sin lugar a dudas estará más allá de 2015», salvo que el Partido Popular gane las elecciones «y corrija este desvarío».

Lago lamentó que una vez más los socialistas continúen con su política de engaño para que los talaveranos no vean la realidad que tienen delante, «aunque los ciudadanos no son tontos y conocen que los Presupuestos de Zapatero van a marginar con el consentimiento de Barreda y de Rivas a Talavera», concluyó.