El presidente del Partido Popular y candidato a la Alcaldía, Gonzalo Lago, junto con el secretario general del partido, José Julián Gregorio, y la concejala María de los Ángeles Núñez, se reunieron recientemente con el presidente de la asociación Zona Centro Abierta, para conocer sus necesidades y propuestas de mejora para el entorno de las calles más céntricas de la ciudad.

El presidente del colectivo trasladó al Partido Popular su petición de que la zona centro, donde se ubica gran parte del tejido comercial de la ciudad «sea un escaparate limpio y digno para visitantes y ciudadanos», porque tanto comercios, empresarios y vecinos desean que el entorno tenga una estética «atrayente» para la zona.

Una de las grandes reivindicaciones de este colectivo es que se mejore el firme de las calles más céntricas, ya que hay baldosas que se mueven que ya han ocasionado caídas a vecinos y visitantes. Los alcorques de algunos árboles también se pueden mejorar, lo mismo que algunas farolas que al tener los cables por fuera se convierten en un peligro para los vecinos.

Desde el colectivo se informó a Gonzalo Lago de que es muy necesaria la renovación de la iluminación de la calle Muñoz Urra porque la consideran escasa, y también denuncian la mala ubicación del paso de peatones entre las calles San Francisco y Trinidad.

La decoración floral es otro aspecto que desde Zona Centro Abierta consideran mejorable, ya que según dijo su presiente, «la mala poda de los magnolios los impide florecer correctamente», algo que minimiza el embellecimiento de la zona, y tampoco contribuye a mejorar su aspecto, como «la pasividad» en arreglar los desperfectos que surgen en calles tan céntricas.

En general, desde el colectivo solicitan más colaboración del Ayuntamiento para esta zona, con el fin de incrementar la seguridad y la limpieza. A esto se une el descontento por el cambio de las fechas de las rebajas ya que consideran que «ha hecho mucho daño al pequeño comercio».

Los miembros de la asociación dicen no entender la decisión del Ayuntamiento que no permite que las terrazas puedan estar abiertas en los meses de invierno, como en muchas ciudades españolas, ya que eso beneficiaría a la hostelería que ha acusado mucho la crisis.

Por su parte, Gonzalo Lago se comprometió desde el Partido Popular a «gobernar para todos los talaveranos», escuchando sus demandas y propuestas, por lo que aseguró que trabajará por mejorar el embellecimiento, la limpieza y la seguridad de la zona centro y de la todos los barrios talaveranos, «porque en el PP no creemos que haya barrios de primera y de segunda, y queremos gobernar con equidad para todos».

El presidente apostó por velar y por proteger el desarrollo del tejido empresarial y comercial, que se concentra especialmente en la zona centro, con pequeños empresarios que se han visto muy castigados por la crisis y por las escasas medidas de auxilio que se han negado a poner en marcha desde el gobierno local con Rivas a la cabeza y desde el regional con Barreda.