El portavoz del Grupo Municipal Popular, Gonzalo Lago, calificó hoy en rueda de prensa el presupuesto para este año como algo que “no es creíble, ficticio, semi-inflado y retocado, además de que se ha falseado a la baja, puesto que con muy poca probabilidad puede cumplir los objetivos que presenta”. Lago dejó claro que el Gobierno de José Francisco Rivas no ha generado reservas para momentos delicados como el actual, y con la llegada de la crisis “se ha puesto en evidencia la mala gestión y el despilfarro de nuestros recursos por parte de un equipo de Gobierno que sigue desconociendo el concepto de eficacia”.

El responsable popular indicó que el proyecto de presupuestos que ha presentado Rivas «es temporal, no es riguroso, tiene un optimismo que roza la fantasía, y creemos que la situación actual de nuestro Ayuntamiento es tan grave que deberían haber contemplado en él medidas urgentes de corrección para sacar las cuentas del Consistorio del pozo en el que se encuentra».

Gonzalo Lago insistió en que lo que necesitan nuestras cuentas «es una visión realista», pues debido a la crisis a la que nos han condenado, sin duda se originará un grave problema de financiación en el futuro a corto y a largo plazo. Así, dijo que el presupuesto no puede llevarse a cabo «porque no existen medidas del control real del gasto, no hay una gestión y previsión rigurosa en los ingresos públicos, y en ningún caso puede llevarse a cabo sin un plan de equilibrio o ajuste presupuestario». 

El también presidente del PP local aseguró que con la solicitud de un nuevo préstamo se condicionará la estabilidad presupuestaria y se pondrá en riesgo las arcas municipales «y esto no se lo digo yo, sino que es el propio informe del interventor quien se lo manifiesta». 

El portavoz recordó las medidas que desde el Grupo Municipal Popular han planteado en 2008 y 2009 como que no subieran los impuestos, y que se rebajara el de actividades económicas, el del IBI, y que no aumentaran las tasas de agua y basura.  

Lago insistió en que «es necesario menos gasto público y menos impuestos» y exigió medidas reales «al menos en este presupuesto para no hundir definitivamente a nuestro Ayuntamiento antes de que nos ahogue una sentencia judicial que tenemos pendiente de 54 millones de euros». 

El portavoz avanzó que en la reunión que mantendrá mañana con el equipo de Gobierno se fijarán las comparecencias del alcalde, y de los concejales y Lago indicó a preguntas de los periodistas que le gustaría que saliesen todos a la palestra. 

«Queremos un presupuesto que cumpla su función, que se ajusten los ingresos y los gastos de forma real y creíble, y que no se olviden de que todo pasa por un Plan económico y financiero adecuado como pide el interventor municipal, y sin este plan todo será riesgo, imprevisión y dentro de muy poco será necesario ajustar nuevas variaciones en estos presupuestos que no son viables», concluyó.