El portavoz del Grupo Municipal Popular, Gonzalo Lago, dejó claro en rueda de prensa que el Partido Popular “no será cómplice con un presupuesto que de antemano se sabe que no se va a cumplir y que compromete definitivamente las arcas de nuestro Consistorio”, después de llevar a cabo las comisiones correspondientes sobre los presupuestos de forma “aislada ante la imposibilidad de diálogo con este equipo de Gobierno que incompresiblemente no cumple con el espíritu que sería deseable de acuerdo a la Ley de Grandes Ciudades”.

Lago recalcó que el presupuesto «no es austero porque no rebaja partidas en gastos que se pueden suprimir, si los socialistas tuvieran un mínimo de conocimiento de lo que es gestión», además de que es optimista e ilusiorio porque contempla ingresos que no se van a producir. El portavoz advirtió del peligro que representan estas cuentas porque provocarán que en los próximos años «los talaveranos tengamos que desembolsar vía impuestos más de 450 euros, lo que supondría a una familia de 4 miembros 1.800 euros que se sumarían a los 1.350 euros que tendríamos que abonar si nos condenan en el caso Ucota». 

El responsable popular dijo que esta propuesta «provocará un déficit presupuestario y falta de liquidez en nuestro Ayuntamiento», además de que los gastos no se ajustan a la realidad,  puesto que se va a gastar más que lo que se contempla. «El ejemplo más patente es que en ellos no se contempla la subida del IVA, y sólo este matiz va a hacer que los gastos de nuestro Ayuntamiento sean mayores, algo que es inconcebible».

Gonzalo Lago indicó que existe un estancamiento en los ingresos, por la disminución de los que provienen del Estado «y por supuesto por la operación de crédito de 7,5 millones de euros que va a condicionar a la vez nuestros gastos». 

«En estos últimos años, Rivas y Devia han basado el pilar de nuestra financiación en un modelo inestable en el que nuestros ingresos corrientes encontraban cada año mayor limitación para financiar la tendencia al alza de nuestros gastos de funcionamiento», y por otro lado nuestros gastos de inversión se financiaban con recursos procedentes de otras administraciones, «que este año han disminuido, y mediante operaciones de crédito que a día de hoy se han convertido en una verdadera amenaza sobre la liquidez de nuestra tesorería». 

Lago sostiene que el presupuesto «pasa la línea roja de riesgo, en la previsión de ingresos», lo que puede conducir a un resultado final de déficit presupuestario; un ejemplo claro es que se contempla en los ingresos el cobro de IBI por la previsión de que se incorporarán 2.500 unidades urbanas nuevas, «¿pero quien se cree que se van a hacer 2.500 casas nuevas?», se preguntó el líder de la oposición.  

Otro ejemplo que delata la falta de austeridad es lo que sucede en la Sociedad Municipal de Gestión e Infraestructuras, «a la que aportamos 448.000 euros que podría reducirse con un Plan de Eficiencia Energética», ya que el consumo de la Estación de Autobuses en luz es mayor a los 300.000 euros.  

El portavoz popular dejó claro que el Grupo municipal Popular «estaría dispuesto a aprobar los presupuestos siempre que se lleve a cabo un plan Económico Financiero para este año y los próximos», y esto es una premisa fundamental que debe aceptar y llevar a cabo el equipo de Gobierno, máxime cuando existe una recomendación de los técnicos en economía del Ayuntamiento, «que son los que determinan que para la viabilidad de estos presupuestos es imprescindible un plan en el que se incluyan medidas correctoras». 

Lago aseguró que si no se siguen las directrices del citado plan para este año y los venideros, «Rivas, nos conducirá sin duda a una situación de déficit que desequilibrará la estabilidad presupuestaria e impedirá nuestras inversiones de futuro». 

Por último, el portavoz añadió que, José Francisco Rivas «pasará a la historia por ser el alcalde con menos talante, con una actitud dictatorial, que ha impedido todo tipo de diálogo con la oposición, para evitar que los talaveranos conozcan las cuentas municipales, y se dirige directamente a hundir las arcas de nuestro Consistorio», concluyó.