El presidente del Partido Popular y candidato a la Alcaldía, Gonzalo Lago, se reunió recientemente junto con el secretario general del PP, José Julián Gregorio con los responsables de Asorta, la Asociación de Sordos ‘Reina Sofía’ de Talavera para conocer sus múltiples necesidades y las mejoras que sean necesarias para mejorar la calidad de vida de las personas con esta discapacidad.

Desde la asociación trasladaron su preocupación por la continuidad de los servicios que ofertan, ya que con la subvención que les concede la Junta de Comunidades, sólo los pueden mantener durante seis meses, y se ven en la obligación de atender a un gran número de personas que no dejan de demandar su ayuda. A esto se añade la necesidad de mejorar la  atención a la diversidad en educación, que en la actualidad es un servicio muy deficitario por la falta de intérpretes para niños sordos en los centros escolares.

Otra de sus reivindicaciones es que en Talavera exista también una oferta cultural para sordos, que por ahora es inexistente en nuestra ciudad, aunque su principal preocupación es el desempleo, ya que la oferta de formación es escasa para los cerca de 130 sordos de la comarca, con lo que muchas familias se ven en la obligación de marcharse a Madrid donde tienen más facilidades para formarse.

Además, desde Asorta informaron de que han pedido que se ponga en marcha el proyecto 1-1-2, un dispositivo adaptado a personas sordas para avisar a los servicios sociales o asistenciales ante una eventualidad grave.  Se trata de un proyecto que depende de la Consejería de Bienestar Social de la Junta de Comunidades, y a pesar de que se había prometido su implantación, «en estos momentos duerme el sueño de los justos».

Los responsables del colectivo ‘Reina Sofía’ solicitaron a Gonzalo Lago que si llega a la Alcaldía, haga posible que un experto se reúna con las personas con esta discapacidad para que en el Ayuntamiento se conozcan sus necesidades. También sería deseable una ampliación del local que utilizan como sede en Asorta, porque los cursos que imparte el profesor de signos, los de formación y la asistencia social por parte de la asistente social se dan casi en el mismo espacio, que se ha quedado escaso.

Por su parte, Gonzalo Lago, muy sensibilizado con los problemas de estas personas y con su discapacidad de comunicación, prometió estudiar la viabilidad de llevar a cabo sus propuestas, como también aseguró que  estudiará la posibilidad de contratar a un intérprete para la asociación durante un año entero, aunque puntualizó que eso dependerá «de cómo se deje la economía del Ayuntamiento por parte del actual equipo de Gobierno».

Sin embargo, el candidato a la Alcaldía aseguró que no se rebajarán «bajo ningún concepto los compromisos adquiridos y consolidados por los años con esta asociación y con todas las que están en Talavera».