El presidente del PP de Talavera, Gonzalo Lago, se refirió hoy a uno de los puntos del orden del día del Pleno de mañana, en el que se pretende sacar adelante la propuesta para la aplicación de las medidas del Real Decreto del 20 de mayo sobre la reducción, “o lo que se conoce como Decretazo de Zapatero que hará que los empleados públicos, dependientes y futuras madres entre otros, paguen los platos rotos de la mala gestión socialista en España”.

El también portavoz del Grupo Municipal Popular aseguró que el decretazo de Zapatero y la política de Barreda mantienen el despilfarro mientras que pretenden que las rentas del trabajo por un lado y los empleados públicos por otro «paguen su política de malgasto y de falta de austeridad». 

Lago indicó que la medida que pretenden los socialistas que se apruebe en Pleno va a afectar a unos 3.500 empleados públicos de nuestra ciudad, entre los que se incluyen empleados de la sanidad, educación, fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado así como de la Junta y los 1.000 empleados públicos del Ayuntamiento, «que van a perder de media unos ingresos anuales de 1.500 euros en el año 2010, más unos 600 euros si se les congela el sueldo en el año 2011.  

Unos 20.000 pensionistas de Talavera perderán 180 euros anuales, y aproximadamente 33.500 dependientes «que aún esperan asistencia» perderán unos ingresos de 4.000 euros, mientras que 18.500 futuras madres perderán 2.500 euros en el 2011.  

El portavoz indicó que a esta media del «decretazo» se añade la mala política del malgasto de Barreda en nuestra región, «que dio 140 millones de euros para salvar a sus cuatro amigos del aeropuerto de Ciudad Real, negando esa cantidad a los emprendedores y empresarios de Castilla-La Mancha, «y no ha impedido que 11.670 autónomos cierren sus empresas, y 1.200 de esos empresarios son talaveranos». 

«Hoy con Zapatero, Barreda y Rivas en el gobierno, nuestra actividad económica continúa hundida, las tasas de desempleo sobrepasan un vergonzoso 20 por ciento, tenemos un déficit  y una deuda que compromete gravemente el futuro de nuestros hijos y que nadie dude que si siguen con su política de despilfarro, nuestras pensiones correrán un grave riesgo en los próximos años», aseveró. 

El presidente insistió en que desgraciadamente «los agoreros y catastrofistas que advertían de esta situación y que pedían medidas de contención del gasto y de austeridad ven con tristeza cómo se cumplen nuestras advertencias», y ha quedado claro que Zapatero y Barreda han dilapidado la mejor herencia que les dejó el Partido Popular. 

Lago recordó que el Partido Popular y el GMPP ha propuesto en los últimos meses cientos de medidas para que esta situación no se produjera rechazas diariamente por Rivas en Talavera, por Barreda en Castilla-La Mancha y por Zapatero en España». En esas medidas se contemplaban diferentes soluciones para que nuestros pensionistas, empleados públicos, dependientes y las futuras madres no tuvieran que pagar el bocado de su economía que ahora les pegan Barreda y Zapatero 

El dirigente popular dijo que Zapatero lleva a España, a los pensionistas, a los dependientes, a las madres y a los empleados públicos a la pérdida del Estado de Bienestar, «y Barreda en nuestra región no es diferente a Zapatero porque las medidas de su decretazo nacional junto a la grave crisis financiera, económica, social y de estabilidad «ponen a Castilla-la Mancha y a Talavera como un volcán a punto de explotar», concluyó.