El presidente del PP, Gonzalo Lago, junto con el secretario general, José Julián Gregorio, se ha reunido recientemente con las dos asociaciones de taxistas de la ciudad por separado, para conocer las demandas y propuestas tanto de Radio Taxi como de la Asociación Profesional de Taxistas que aglutinan a los 34 taxis de la ciudad.

En los dos encuentros que mantuvo el presidente popular con los representantes de los colectivos de taxistas, tomó nota del descontento generalizado por la situación actual de Talavera, y además consideran que a pesar de ser un servicio público no se le valora como se debiera. Aseguran que no reciben ninguna clase de ayudas de la Junta, y que necesitan modernizar sus vehículos para prestar un servicio acorde con el siglo XXI, ya que ellos son una de los primeros contactos de los visitantes con la ciudad.

Otra de las preocupaciones de este gremio es que no disponen de un local donde puedan realizar sus reuniones o sus cursos de formación, aunque entre sus principales reivindicaciones se encuentra la reestructuración de la principal parada de taxis de esta ciudad en la avenida de Toledo. Uno de los colectivos también solicitó la renovación de las ordenanzas, ya que consideran que están obsoletas y esos reglamentos no se adecuan a la Ley de grandes ciudades. 

Los taxistas no son ajenos a la crisis y mostraron su preocupación  por el descenso del trabajo y por las pocas acciones emprendidas por las entidades municipales para atajarlo. Por su parte, Gonzalo Lago les trasladó su intranquilidad a las dos asociaciones por las dificultades que están atravesando todos los sectores productivos de la ciudad, ya que la crisis actual y el desempleo inciden duramente en el progreso y en el futuro de Talavera, y desgraciadamente estos problemas «no han tenido respuesta por parte de la Junta de Comunidades y mucho menos por nuestro Ayuntamiento, presidido por un ineficaz alcalde que se lava las manos en todo».

Gonzalo Lago les hizo llegar un mensaje de confianza que vendrá de la mano de María Dolores de Cospedal, que ayudará a conseguir que estos momentos de ruptura social y económica desaparezcan y vuelva el empleo y la riqueza a nuestra ciudad y la comarca.

El presidente popular se comprometió a reactivar el sector si es que consigue el apoyo de los talaveranos el 22 de mayo, y les explicó que estudiará sus propuestas y tratará de hacer una realidad las que sean factibles, contando con las indicaciones de los técnicos municipales, que son los que deben ver la viabilidad de modificar algunas paradas o de incrementarlas con el fin de mejorar las infraestructuras que faciliten su trabajo habitual.

Gonzalo Lago apostó por que exista una política de consenso y diálogo entre estas dos asociaciones para incrementar las posibilidades de futuro del sector, y recalcó que los gobiernos socialistas de la Junta y de Talavera «nos están llevando hacia la bancarrota», por lo que él lo primero que hará si llega al Ayuntamiento es buscar las fórmulas para que se cree empleo en una ciudad con 20.372 parados, y entre los proyectos que abandera no sólo en Partido Popular de Talavera, sino el de Castilla-La Mancha y el de España, se encuentra la llegada del AVE y la instalación de un nodo logístico con plataforma logística intermodal, que por ahora ha rechazado Rivas y Barreda, «dando la espalda al progreso y al empleo que tanta falta hace aquí».