El presidente del Partido Popular, Gonzalo Lago, denunció hoy “el nuevo varapalo” que Zapatero ha dado a Talavera en los Presupuestos Generales del Estado para 2011 y que en la región suponen un recorte global de un 30 por ciento. Lago se preguntó por el futuro de los grandes proyectos para la ciudad, como es el caso del AVE, del que todavía se desconoce una fecha de finalización y su ejecución queda desamparada en los presupuestos, a pesar de que Díaz-Cano “intente vendernos la moto” de que en el Plan Extraordinario de Infraestructuras se licitarán todos los tramos de la línea de AVE Madrid-Talavera-Extremadura, “pero no sabemos cuándo ni el plazo que hay para las ejecuciones”.

El presidente exigió un compromiso «firme y decidido» de Barreda y Fomento para que estas grandes obras, a las que se unen las de carretera «no se queden en agua de borrajas» ya que Pingarrón ha reconocido que los recortes de Fomento supondrán que se dilaten aún más en el tiempo las obras que son tan necesarias para la ciudad. 

Gonzalo Lago pidió que «la austeridad» de los presupuestos «no le toque siempre a Talavera» y solicitó al alcalde, José Francisco Rivas, que pelee por la ejecución de los proyectos que afectan a la ciudad «para que no se quede paralizada» como suele ser habitual en Talavera y la comarca. 

El responsable popular hizo saltar la voz de alarma ante los «reajustes» de Fomento para la región que a buen seguro se convierten en un «tijeretazo» que da al traste con las escasas opciones de futuro que los socialistas han previsto para esta zona. 

Lago censuró la visión optimista de Díaz-Cano en lo que se refiere a la llegada del AVE a la región, ya que con el recorte presupuestario  y con el abandono de Zapatero «será más que difícil que Castilla-La Mancha esté conectada por la alta velocidad al año que viene», como afirman los acólitos de Barreda, que una vez más se ha olvidado de Talavera. 

El también portavoz del GMPP insistió en que al retraso que acumula el AVE se une la negación por parte de Barreda y de Rivas a que Talavera tenga un nodo logístico con centro logístico intermodal, «condenando a la ciudad a carecer de inversiones internacionales», lo que vuelve a suponer un agravio comparativo para con los talaveranos y la comarca. 

«Sólo un cambio de gobierno salvará a Talavera del ostracismo y el abandono al que la han sumido los socialistas», aseguró Lago, que se mostró profundamente decepcionado con el «escaso por no decir nulo» apoyo que existe desde el Gobierno de España, de la región y de la ciudad para impulsar el desarrollo en Talavera, concluyó.