El candidato del Partido Popular a la Alcaldía, Gonzalo Lago, estuvo hoy recorriendo las riberas del Tajo con la ex ministra de Medio Ambiente, Isabel Tocino, y recordó que fue con ella y con el Gobierno del Partido Popular en España y en Talavera cuando se llevó a cabo el Plan de Riberas, por eso, destacó que hoy en el PP existe un “proyecto real” que quiere integrar el río en la ciudad.

Lago dijo que considera que hay que llevar a cabo un plan integral de ocio, turismo económico y deportivo «que continúe esta gran obra que se hizo con el PP y que será nuestra intención si gobernamos», por lo que recalcó que el plan continuará hasta el Puente del Alberche, sin prisa pero sin pausa.»

Por su parte, Isabel Tocino alabó la labor que se hizo en el Tajo con los gobiernos del Partido Popular, aunque dijo que ve Talavera con mucha preocupación por el paro que se registra en al ciudad que ha duplicado sus tasas de desempleo en los últimos años y apenas ofrece perspectivas para los jóvenes, «por eso creo que Talavera más que otras ciudades necesita el cambio antes, y estoy convencida de que se va a producir el próximo domingo».

Tocino insistió en la necesidad de crear confianza e ilusión en los  emprendedores para iniciar la recuperación económica, «porque con la fiscalidad tan alta que tenemos, con una situación de trabas burocráticas, y con el dinero más caro, los inversores no pueden generar más empleo porque no tienen confianza en crecer», y eso es lo que va a hacer el Partido Popular con Mariano Rajoy a la cabeza.

Para la ex responsable de la cartera de Medio Ambiente, el cambio en Talavera y en la región con María Dolores Cospedal es inminente, «porque los castellanomanchegos y los talaveranos y los españoles quieren votar a favor del cambio que nos va a dar confianza y credibilidad a los mercados e inversiones para que España pueda recuperarse», porque si se consigue confianza se recupera el crecimiento económico y se generará nuevamente empleo. 

Isabel Tocino se mostró convencida de que el próximo domingo se va a producir un cambio político y social muy importante que es imprescindible y urgente en España, en Castilla-La Mancha y en Talavera, «que va a llevar a unas elecciones anticipadas en otoño lo quiera o no Zapatero», porque la economía sigue estancada y no se ve ninguna base de recuperación sólida. «El gobierno no es creíble», y el presidente no genera confianza en sus propios compañeros de partido, que le obligaron a que anunciase antes de la campaña electoral que no se volvería a presentar a las elecciones nacionales. «Imagínense qué confianza puede dar a los mercados, a los inversiones y los ciudadanos, un Presidente del Gobierno que no le quieren los suyos, que le dicen que se retire».