El alcalde electo y presidente del Partido Popular, Gonzalo Lago, anunció que su primera medida cuando llegue al Ayuntamiento será reducir en un 30 por ciento los concejales liberados a cargo del Consistorio, “de forma que de los 10 concejales liberados que hay en el momento actual, pasaremos a ser 7 concejales, y de los 3 concejales que se reducen, 2 pertenecen al equipo de Gobierno, y 1 al grupo de la oposición”.

Gonzalo Lago dijo que este ahorro es un ejemplo de la austeridad anunciada en campaña “que va a provocar una disminución de nuestros gastos que es muy cercana al medio millón de euros en esta legislatura”. Por eso, recalcó quiere hacer más con menos, “pero sin perder eficacia”.

El regidor electo recordó que en la legislatura 2003-2007, había siete concejales liberados del equipo de Gobierno, más el portavoz del grupo mayoritario de la oposición, y en la última legislatura se pasó a 8 liberados del equipo de gobierno y 2 del grupo de la oposición. “La decisión que he tomado es que en lugar de volver a 2003 y reducir un solo concejal tanto del equipo de Gobierno como del grupo de la oposición, pasamos a reducir dos y uno respectivamente”.

Lago indicó que en estos momentos el grupo de la oposición tiene un concejal menos que tenía el Grupo Municipal Popular en la legislatura 2007-2011, y a pesar de que el equipo de Gobierno actual tiene hoy los mismos concejales que el Grupo Municipal Socialista en la legislatura 2007-2011, “nosotros hemos reducido dos concejales liberados de nuestro equipo de Gobierno y tan sólo uno de la oposición, por lo que reduciremos considerablemente los ediles liberados de nuestros propio equipo de Gobierno”.

Con respecto al grupo mixto, Gonzalo Lago explicó que no pueden formar grupo político y por tanto no pueden tener concejales liberados, aunque especificó que se le han ofrecido los medios materiales y económicos “suficientes para poder desarrollar su labor de oposición más que razonables”.