El portavoz del Grupo Municipal Popular, Gonzalo Lago, compareció hoy en rueda de prensa para exigir explicaciones sobre el escándalo de la Estación de Autobuses y el proyecto del solar de El Corte Inglés, dadas las numerosas “irregularidades” que presentan las obras, a tenor de las afirmaciones de un empresario implicado en el proyecto (Juan José Hidalgo, propietario de la empresa JJH Activos) y dueño del hotel del complejo.

Lago recordó que ha afirmado en numerosas ocasiones públicamente que el proyecto de la Estación de Autobuses «nació mal», adjudicándose a una empresa llamada 21 inmuebles que tenía deudas con la seguridad social, que hubo una serie de traspasos de esta empresa a otras que a día de hoy siguen sin explicar. Afirmábamos hace dos años «que es una obra que se había proyectado mal y el tiempo de nuevo nos vuelve a dar la razón». 

El portavoz se hizo eco de sus manifestaciones el 22 de julio de 2008 en las que aseguraba que era «un error» abrir la Estación de Autobuses por las numerosas irregularidades que presentaba, lo que fue calificado por Rivas «como una broma de mal gusto», sin embargo el tiempo que es mejor juez nos vuelve a dar la razón porque no hay peor broma de mal gusto que jugar con la vida y la economía de los talaveranos». 

Mucho se apresuró Rivas para parecer en una foto hace 3 años asegurando que se haría una gran inversión en este proyecto con el señor Hidalgo, de Globalia, «y ahora no quiere dar la cara ante la nueva chapuza según ha declarado este empresario, que además afirma haber sido estafado y desconoce quiénes han perpetrado esa estafa». 

Gonzalo Lago exigió a Rivas que deje claro «si es cierto o no que este Ayuntamiento tiene que pagar el sobrecoste de esta obra que podría suponer para las arcas municipales una nueva puntilla de 26 millones de euros». 

El responsable popular añadió que Hidalgo insiste en que posee un documento por el que el Ayuntamiento se haría cargo del sobrecoste de las obras, algo que el concejal de Economía, Carlos Ángel Devia, ha negado, pero es el alcalde el que debe aclarar «quién de los dos miente, y si fuese Devia, sería de extrema gravedad para nuestro Consistorio». 

Lago explicó que de ser ciertas las afirmaciones de Hidalgo, la deuda municipal podría llegar a los 115,5 millones de euros, donde estarían contemplados los 35,5 millones de euros que ya se deben, más los 54 millones de euros de la posible condena del Supremo por el caso Ucota, más los 26 millones que le reclama Hidalgo al Ayuntamiento, «lo que supondrá que el Consistorio no podrá dar servicios a los ciudadanos y endeudará en miles de euros a los bolsillos vacíos y arruinados de los talaveranos». 

El también presidente del PP local lamentó que este empresario esté desencantado con el trato recibido en nuestra ciudad, y con sus declaraciones ha puesto en tela de juicio a nuestro Ayuntamiento, lo que hará que «otros futuros inversores se lo piensen dos veces antes de poner dinero en Talavera, cosa que hace un flaco favor a nuestra ciudad cuando precisamente languidece y está seca de inversiones». 

«Con el gobierno de Rivas, Talavera no vuela, sino que va directamente a estrellarse pues como vemos, cada día cierran nuestros pequeños y medianos comercios, y el último ejemplo lo tenemos con una empresa emblemática de nuestra ciudad, como es el caso de Mary, y desde el Partido Popular lamentamos profundamente su anunciado cierre, por haber sido un buque insignia en el comercio tradicional». 

PRESIONES POLÍTICAS 

El portavoz se refirió también a las declaraciones ante el juez del secretario de nuestro Ayuntamiento, que reconoció que en la apertura de la Estación de Autobuses existieron presiones políticas para que se llevara a cabo cuanto antes, «y Rivas debe aclarar a los talaveranos qué tipo de presiones fueron éstas y qué personas las llevaron a cabo, pues nos parece gravísimo recibir una obra que ya este portavoz denunció que presentaba irregularidades, y el tiempo, ese juez implacable que es el tiempo vuelve a darnos la razón». 

Gonzalo Lago reiteró que si el alcalde no aclara en público todas estas cuestiones en un ejercicio de responsabilidad y transparencia, «el Grupo Municipal Popular llevará a cabo las medidas necesarias para que todo se aclare dentro de la legalidad, incluso convocando una comparecencia del alcalde en el Pleno de nuestro Ayuntamiento», concluyó.