El portavoz del Grupo Municipal Popular, Gonzalo Lago, manifestó hoy que todo lo que sea un descenso en la cifra de desempleo “debería alegrarnos”, sin embargo y curiosamente estas cifras disminuyen gracias a nuestro pequeño índice industrial, mientras que continúa en ascenso nuestro verdadero sector económico que no es otro que el comercio.

Lago aseguró que a pesar del descenso del número de parados que registra Talavera, la ciudad «sigue siendo una de las ciudades con más tasa de desempleo de la región», porque casi llega al tope de los 11.000 parados, una cifra para reflexionar acerca de la necesidad de llevar a cabo una reindustrialización en la localidad.

«Talavera debe ser una ciudad de Especial Localización Industrial», como se aprobó en Pleno, dijo Lago, que añadió que no hay que olvidarse del apoyo y de la ayuda al pequeño comercio para lo que se requieren políticas activas que impulsen su reanimación inmediata, «Rivas debe correr en defensa de nuestra reindustrialización y ocuparse de la pequeña y mediana empresa».

El portavoz explicó que a pesar los datos del descenso de 96 personas en Talavera, «no hay que olvidar que llegamos al 20 por ciento de de tasa de paraos con respecto a la población activa por encima de la media  nacional, y esto es muy grave».

Gonzalo Lago aseguró que «no hay que ser optimistas» ya que se ha paliado la fiebre, «pero no hemos curado la enfermedad que no es otra que la quiebra de los sectores económicos».

En la comarca se registra un tímido descenso de dos personas arrojando unos datos globales de 17.086 desempleados; el sector de la agricultura es el que sale peor parado, por lo que también es necesario luchar por medidas que ayuden a un sector que agoniza y se ve asfixiado. El presidente de la Junta, José María Barreda, es quien tiene que ofrecer medidas de auxilio para unos agricultores que adquirieron una deuda para modernizar sus explotaciones y ahora no pueden hacer frente a esos pagos.