El presidente del Partido Popular, Gonzalo Lago, lamentó un mes más la subida del número de parados en Talavera y comarca en marzo, que se sitúa en 20.500 personas inscritas en las oficinas del Sepecam, situando a los desempleados en la ciudad en la dramática cifra de 13.168 personas, “algo que es insostenible porque llevamos muchos meses que no levantamos cabeza, y nuestros gobernantes socialistas, lejos de crear empleo, tampoco son capaces de frenar su destrucción”.

Lago recordó que «desgraciadamente» el 10 por ciento de todos los parados de Castilla-La Mancha son talaveranos «que quieren y no pueden trabajar» y que no encuentran una solución desde las instituciones gobernadas por socialistas para incorporarse al mercado de trabajo. «Sigo diciendo que el Ayuntamiento sí tiene mucho que decir en la creación de empleo».

El responsable popular destacó que la primera prioridad en Talavera, la provincia y en Castilla-La Mancha es la creación de empleo, y ha quedado demostrado con la subida incesante del paro que las escasas medias que se han tomados hasta ahora por el equipo de Rivas y por Barreda han sido «muy insuficientes, y se han centrado en desviar la atención sobre lo que realmente preocupa a los talaveranos y a los castellanomanchegos que es simplemente poder trabajar».

Gonzalo Lago comentó que nuevamente los sectores de la agricultura y la industria han sufrido un repunte, aunque señaló como especialmente preocupante el incremento del desempleo en el sector servicios, «ya que es uno de los puntales de la poca actividad económica que nos que queda y que no se potencia».

El presidente insistió en que el equipo de Gobierno de Rivas no facilita la parte que le toca del consumo para generar empleo. Así, dejó claro que la hostelería junto con el comercio están siendo castigados por unos gobernantes no les ayudan como les debieran.

Lago subrayó que proyectos como el carril bici han ayudado a frenar el consumo y la actividad económica, porque además de suprimir plazas de aparcamiento que potenciasen la visita a la zona centro y a los comercios, también ha eliminado espacio para instalar terrazas de los establecimientos hosteleros, «impidiendo que este sector prospere en tiempos de crisis».

La respuesta del alcalde, José Francisco Rivas, únicamente ha sido resaltar que la calle no es de los hosteleros, «que sólo son dueños de sus negocios», y no ha sabido comprender que facilitando plazas de aparcamiento y espacio para las terrazas se podría haber ayudado a crear empleo «que es lo que necesita Talavera y los talaveranos».

«Hay que apoyar a cualquiera de nuestros sectores económicos, que es nuestra obligación como políticos al servicio de los ciudadanos, que esperan de nosotros una salida a sus problemas de desempleo», dijo Lago, que insistió en que las infraestructuras son fundamentales para que Talavera deje de liderar el desempleo en la comunidad y por eso, precisó que la llegada del AVE y que la ciudad sea nodo logístico de transportes con plataforma logística intermodal como pide el Partido Popular «es imprescindible por los 2.000 empleos que se podrían crear con este tipo de proyectos, que por ahora niega el PSOE».