El senador del Partido Popular, José Julián Gregorio ha dejado claro que mientras Paco Núñez y Alberto Núñez Feijóo piden que se bajen los impuestos y las deducciones fiscales para atajar la crisis actual, “Page vota en Castilla-La Mancha en contra de esas propuestas”.

En rueda de prensa ha reseñado que la cesta de la compra “se ha disparado” y los carburantes, combustibles, la luz y los piensos alcanzan “precios desorbitados”, lo que lleva de nuevo al PP a trabajar en la petición de bajar impuestos a los gobiernos regional y nacional, “para evitar que empresas y multinacionales comiencen a parar su producción y afecte a las pymes que dependen de ellas”.

“A nadie se le ocurre, excepto a los gobiernos socialistas, que la mejor forma de atajar una crisis tan profunda, es subir los impuestos a los hidrocarburos, al IVA, al patrimonio y a las sucesiones, así como poner tarifa a las autovías, o quitar deducciones fiscales”.

Para Gregorio “ésa es la receta de Sánchez y Podemos, castigar aún más a los españoles, flagelarlos a impuestos, aunque miles de familias no puedan llegar a fin de mes”, ha subrayado el senador, que ha calificado de “grave” lo que sucede en la región, “ya que Page se suma a esta subida brutal de impuestos, tratando de poner uno a las segundas viviendas y otro al agua, un bien básico e imprescindible que ahora tendremos que pagar mucho más caro todos los ciudadanos”.

EL NO DE PAGE

José Julián Gregorio ha recordado que el pasado jueves en las Cortes Paco Núñez llevó manifestó “nuestro más absoluto rechazo” a las propuestas de subida de impuestos contenidas en el denominado ‘libro blanco’, en el que, a instancias del Gobierno de España, se recogen sugerencias en materia de fiscalidad para la Reforma del Sistema Tributario.

La subida de impuestos propuesta en el referido informe es “radicalmente contraria” a las llevadas a cabo por países de nuestro entorno, o comunidades, “que con acierto han optado por rebajas fiscales como medio de dinamización de la economía, y compensación a los ciudadanos por la subida del precio de la energía y de la cesta de la compra”.

Estas medidas de rebaja fiscal, ha dicho el senador, “no sólo no ponen en riesgo la recaudación, sino que la incrementan, por eso, hemos instado a Sánchez al cese y desestimación de las políticas recaudatorias anunciadas, y algunas ya puestas en práctica”.

En ese sentido Gregorio ha explicado que desde el PP de Núñez se ha instado al gobierno de Page a poner en marcha un completo paquete de medidas fiscales en el ámbito de sus competencias para reducir la carga impositiva en la región. Las medidas contemplaran rebajas en el tramo autonómico del IRPF, impuesto de sucesiones y donaciones y transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados, “como forma inmediata de compensar el impacto del encarecimiento del coste de la vida que el actual panorama económico está provocando”.

El PP también ha pedido reactivar la economía estableciendo mejores condiciones fiscales para empresas y autónomos en general. Por eso, ha instado a la supresión inmediata del canon medioambiental, impuesto sobre el agua, “que supone un clarísimo perjuicio para agricultores y ganaderos”.

Además, como ha añadido Gregorio, se ha instado al Gobierno regional a que pida al Gobierno de España que tome “de inmediato medidas” para contener y reducir el precio de los hidrocarburos, cuya escalada está provocando un claro perjuicio a nuestra economía. De la misma forma se ha pedido al Gobierno de España que frene con medidas “urgentes” el precio de la energía eléctrica.

Todas estas peticiones “fueron votadas en contra por Page, al que no le importamos nada los ciudadanos, lo mismo que a la alcaldesa, Agustina García, “que calla ante este atropello”.

El senador ha recordado que estas medidas las ha planteado Alberto Núñez Feijóo en la Conferencia de Presidentes, “y ha tenido que ser un presidente del PP quien arranque la promesa a Sánchez de bajar impuestos para incentivar nuestra economía y a Page debería caérsele la cara de vergüenza al votar en contra en las Cortes regionales”.

Tal y como ha planteado Feijóo es esencial para las empresas y para las familias que el gobierno el Gobierno “extienda hasta final de año las reducciones impositivas vigentes y que las amplíe con esa reducción del IVA al tipo súper reducido para la electricidad y el gas” y que se solicite a la Unión Europea la autorización para una reducción excepcional y transitoria del impuesto de hidrocarburos y del IVA que grava la gasolina y el gasoil.