El secretario general del PP, José Julián Gregorio, denunció hoy nuevamente los incumplimientos “y mentiras” del alcalde, José Francisco Rivas con los proyectos que anunciaron desarrollar los socialistas en la ciudad, “y decimos mentiras porque se pueden demostrar que no hubo, ni había intención de llevarlos a cabo, sino interés electoralista”.

Gregorio explicó que el AVE que debería estar en marcha en 2010, acumula un retraso de 45 días,» por lo que la flecha que debería acercar a los pueblos no ha llegado», lo mismo que tampoco han cumplido su promesa de crear aparcamientos públicos, concluir la circunvalación completa de la ciudad, ahorrar en gasto con el Plan de Eficiencia Energética o bien ofrecer transparencia en la gestión pública. 

Los socialistas anunciaron que crearían «empleo de calidad» y lo único que tiene Talavera es el récord de 20.043 parados. La Plataforma logística de distribución tampoco se ha llevado a cabo a pesar de que Rivas argumentó en mayo de 2007 públicamente que Talavera estaba en el eje del Atlántico y que las negociaciones con empresas para ubicarse en esta plataforma, «estaban en ese momento muy avanzadas», algo que Gregorio calificó de «frialdad hipócrita» porque es un proyecto que está parado.  

Gregorio recordó que la ampliación de Torrehierro tiene varios de retraso, aunque es previsible que firmen con SEPES en marzo para hacer el anuncio de la ampliación antes del comienzo legal de las elecciones «Señor alcalde qué cara más dura».  

El responsable popular hizo hincapié en otras dos promesas incumplidas de los socialistas, como la que anunciaba la creación de la tercera piscina cubierta de la ciudad, algo que coincide con la moción que presentó el portavoz del Grupo Municipal Popular, Gonzalo Lago, y que el Partido Socialista votó en contra «es el colmo del absurdo, el PSOE llevó una propuesta electoral en el año 2007, y luego votó en contra de su misma propuesta electoral, algo inaudito de quienes piensan que a la ciudadanía se la puede engañar con promesas irrealizables». 

Para José Julián Gregorio, que los socialistas no hayan  impulsado el Plan de Eliminación de Barreras Arquitectónicas como prometieron «es mucho más grave» por todas las personas a las que afecta y por la gran cantidad de fondos que este Ayuntamiento ha tenido en sus manos, «y tan sólo en las obras del Plan E se ha mejorado alguno de estos aspectos, pero no los obstáculos». 

El también concejal explicó que el Consistorio ha dispuesto de alrededor de 70 millones de euros en los últimos años, contando con los 24 millones de la gran superficie comercial, los fondos del Forcol, los 15 millones de euros asignados a Talavera del Fondo Estatal de Inversión Local del primer Plan E, los 9,5 millones, el Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad Local de 2010, a los que se unen los préstamos solicitados por 7,5 millones en mayo de 2010 y la última línea de crédito de 9 millones, «y no ha dedicado un sólo euro para realizar este Plan de Eliminación de Barreras Arquitectónicas».  

Gregorio puntualizó que aunque los edificios modernos están adaptados donde no se ha actuado es en la mayoría de las calles que dan acceso a los edificios públicos, «desde el Partido Popular acusamos al alcalde de convertir la ciudad en una carrera de obstáculos insalvables para los discapacitados y las familias». 

El edil explicó que lo que recoge la Ley 1/1994 de 24 de mayo de Accesibilidad y Eliminación de Barreras Arquitectónicas en Castilla-La Mancha, así como el Manual de Accesibilidad integral: Guía para la aplicación de un código de Accesibilidad de Castilla la Mancha de 1999, y la ley estatal Ley 51/2003 de 2 diciembre, «en una ciudad llana como Talavera ni se cumple, ni se respeta». 

Explicó  que los registros, rejillas y alcorques están enrasados en el pavimento, y las tapas están hundidas en gran parte de la ciudad, como en menor medida en la aceras, pero donde Talavera de la Reina sigue siendo deficitaria «es en los pasos de peatones, en los obstáculos en la vía pública y en la señalización horizontal». Se recomienda que la acera se rebaje en todo el ancho del vado como máximo hasta 2 centímetros, además el canto será redondeado, «pero en todos los barrios de Talavera podemos encontrar que esta premisa no se cumple porque la mayoría de las aceras llegan a los 20 centímetros», dijo Gregorio, que es lo que se repite en el casco antiguo, La Milagrosa, Puerta de Cuartos, en la Solana, en el Pilar y en las calles más céntricas de la ciudad y las que dan acceso a colegios. 

«Pero  para chapuza es de la falta de accesibilidad en el carril bici, donde se puede resumir lo que ha sido la actuación y gestión de este equipo de Gobierno, que su portavoz, tiene la caradura de decir que están satisfechos de su trabajo, y yo sólo digo a todos los talaveranos que nos han arruinado, y han deslavazado la ciudad sin mirar a los ciudadanos».  

José  Julián Gregorio comentó que es «doloroso» que el portavoz socialista asegure que el equipo de Gobierno está satisfecho del trabajo y la gestión que ha llevado a cabo a lo largo de esta legislatura, y que  lamente «no haber podido ir más deprisa» en algunos proyectos que consideran importantes. «Son las palabras del fracaso fundado con lo que está haciendo el alcalde durante estos días dar besitos y abrazos, mientras no da explicaciones de las razones de su fracaso como gestor en una ciudad que en sus oficinas tienen adscritos 20.000 parados». 

«También debería caérseles la cara de vergüenza cuando comentan que Talavera evoluciona cuando la ciudad tiene destrozados todos sus sectores, y que se crean los socialistas que los talaveranos somos tontos» cuando echan balones fuera y argumentan que los proyectos no pueden estar acabados a tiempo. «Señor Rivas, déjese de reírse de sus paisanos por favor». 

Gregorio aseguró que los talaveranos tienen memoria histórica, «saben que Rivas no ha traído el AVE, es el alcalde del paro y de los engaños y esperamos que se lo recuerden en las urnas el 22 de mayo». Añadió que sólo la cordura de María Dolores de Cospedal y de Gonzalo Lago será lo que prevalezca y lo que haga que Talavera recupere el lugar que le corresponde en la región.