El secretario general del Partido Popular, José Julián Gregorio, se preguntó hoy por la ausencia de la ministra de Medio Ambiente en el VII Congreso Ibérico del Agua, máxime cuando es una de las representantes de la persona causante de los problemas del agua de nuestra ciudad, que es Zapatero, “que siempre ha recibido el apoyo de Barreda en todos sus despropósitos que perjudican a la ciudad”.

Gregorio recordó que los socialistas como Barreda y Zapatero han sido los culpables de derogar el Plan Hidrológico Nacional por el que apostaba y sigue apostando el Partido Popular, y por lo tanto «han sido los responsables de dejar a Talavera en la situación actual de desventaja con respecto al agua». 

El responsable popular aseguró que llamó especialmente la atención la falta de iniciativa y de propuestas por parte de Barreda para solucionar los problemas de agua de Talavera, «los mismos que no se han abordado en los 30 años de gobierno socialista en Castilla-La Mancha». 

Añadió  que el «chaqueterismo político de Rivas y Barreda no tiene límites», y ha salido a relucir una vez más como está ocurriendo con la energía nuclear. «Si lo que de verdad quiere Barreda es ayudar a Talavera lo primero que tiene que llevar a cabo es la renovación del regadío talaverano, prometido y no cumplido como otras tantas cosas». 

José  Julián Gregorio insistió en que para solventar el problema del agua también se tiene que llevar a cabo la ampliación de la Estación de Tratamiento de Agua Potable, «que prometieron los socialistas hace varios años y repitieron en campaña electoral, donde anunciaron una inversión de 17 millones de euros, que hasta la fecha no han llegado». 

«Si de verdad quieren cubrir las necesidades de Talavera deberían llevar a cabo la instalación de las estaciones de aforo que se aprobaron de mutuo acuerdo en el Pleno por PP Y PSOE para medir los caudales ecológicos del Tajo y del Alberche y todavía no están hechas». 

El también edil popular agregó que lo primero que hay que hacer si lo que se busca es que los talaveranos se bañen en los Arenales es llevar a cabo inversiones para desarrollar el proyecto que presentó al Plataforma del Tajo y del Alberche, «y tienen que comprometerse a pagar esa inversión, y desde luego la propina de 50.000 euros que ha ofrecido Rivas sólo sirve para perder el tiempo, y al final el proyecto quedará como el del AVE, retrasado y olvidado». 

Gregorio lamentó que los socialistas se atrevan calificar a Talavera como la ciudad del agua cuando en realidad «es la del olvido al que la somete Barreda desde hace muchos años con el triste consentimiento de Rivas».