El presidente del Partido Popular de Talavera, José Julián Gregorio, destacó la gran labor que el alcalde de Talavera, Jaime Ramos, está desempeñando en el Ayuntamiento, “para conseguir que el trabajo vuelva a fluir en esta ciudad, después de arreglar las cuentas y estabilizar las finanzas”.

En ese sentido, recordó en rueda de prensa, que gracias al remanente positivo de tesorería de Ipeta el equipo de gobierno que preside Ramos invertirá 350.000 para generar empleo y poder contratar a 104 persona, algo que no sucedió con los gobiernos socialistas, “que sólo nos dejaron deudas y ruina”.

A estas acciones para combatir la lacra del desempleo se sumará la ayuda económica de la Diputación y de la Junta de Comunidades, que con el Ayuntamiento, llegarán a 2,1 millones de euros para invertir en acciones generadoras de empleo. “Todos estamos unidos en esta lucha, salvo los que están a mamporros como pollos sin cabeza”.

Gregorio también indicó que el alcalde está poniendo todo su empeño para regenerar el comercio talaverano, ya que es consciente “de que este sector es históricamente uno de los baluartes de nuestra ciudad, que mueve un empleo muy importante”, por eso, ayer mismo participó en la puerta en marcha del  Plan de Dinamización del Comercio Minorista en Talavera de la Reina,  que contempla acciones formativas para la modernización del comercio, “en lo que Ramos está muy interesado para hacer que Talavera vuelva a ser el centro no sólo de una gran comarca, sino de la zona centro de España”.

El dirigente popular se refirió a la partida de 242.000 euros del Plan Urban que se destinará a mejoras en aceras y bordillos de diferentes puntos de la ciudad, “con la clara intención de que estos elementos urbanos sean más accesibles para aquellas personas que puedan tener problemas de accesibilidad”. Recordó que están previstas 180 actuaciones, lo que demuestra la sensibilidad del que quedó plasmada en el último Consejo Local de Accesibilidad”.

Por eso, el presidente popular dejó claro que mientras en otros partidos “están mirándose los pies y dándose mamporros, María Dolores Cospedal y Jaime Ramos están dando un ejemplo de unidad en el Partido Popular, y miran por el bienestar de los ciudadanos, buscando soluciones, y llenando de futuro a nuestra ciudad y a Castilla-La Mancha”.

Por otra parte, José Julián Gregorio aseguró que es “un triunfo” del gobierno de María Dolores Cospedal la Ley de Mediación Social y Familiar de Castilla-La Mancha, que se aprobó ayer por unanimidad, y que integra en una única norma los distintos ámbitos de la mediación, “concibiéndola con un carácter amplio, como un método de resolución extrajudicial de conflictos a través de la labor de la figura del mediador”.

“Cospedal en su afán de defender la sociedad de Castilla-La Mancha ha logrado una ley conciliadora, que tiene el objetivo fundamental de superar conflictos, y sobre todo evitar que se produzcan hechos violentos, que puedan llegar a la violencia de género, y proteger a los menores del desapego emocional y la ruptura que produce daños de difícil previsión”.

Esta ley, subrayó Gregorio, contempla la mediación en los conflictos surgidos en el ámbito de la prestación de servicios sociales, en el escolar y en el sanitario. También incluye la mediación inmobiliaria, “para evitar la pérdida de vivienda de personas en situación de vulnerabilidad”.

Además, el responsable popular también explicó que el nuevo Proyecto de la Ley de Caza, “es un compromiso del gobierno de Cospedal” y favorece y facilita la caza a los aficionados de los municipios rurales de Castilla-La Mancha. “Es una ley muy social porque de ella dependen 6.500 empleos fijos en nuestra región” que va a proteger la presidenta de Castilla-La Mancha, concluyó.