El presidente del PP, Gonzalo Lago denunció hoy que la propuesta de tasas e impuestos que pretende aprobar el equipo de Gobierno en el Pleno de mañana es “injusta e insolidaria porque no ayuda a las empresas ni a los talaveranos”. El portavoz del Grupo Municipal Popular argumentó que los socialistas no se han preocupado de ayudar a la mayoría de los ciudadanos, y recordó que de las nueve propuestas económicas que presentó el PP en el Debate del Estado del Municipio sólo se aprobaron tres, “dos se han llevado a cabo con muchas limitaciones”.

Lago dijo que la apuesta municipal «es insuficiente» dada la situación económica que padece la ciudad, una de las propuestas que avanzó es que se aplique el IPC, como han hecho en los dos últimos años, «eso implicaría que los talaveranos bajáramos nuestra carga impositiva porque el IPC ha descendido también».

El portavoz dijo que Rivas, Barreda y Zapatero «nos fríen a impuestos» por lo que el alcalde debería preocuparse por disminuir el impacto de la crisis en los talaveranos. «Las propuestas del equipo de Gobierno no son una ayuda para los desempleados, las familias y para nuestras pequeñas y medianas empresas».

A la falta de ayuda del gobierno socialista para las familias talaveranas se añade el flaco favor que van a hacer el presidente de la Junta, José María Barreda y el del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que van a mermar los bolsillos de los ciudadanos.

Por un lado, los presupuestos regionales supondrán una carga de 3.000 euros fruto de su deuda con las cajas y que se descontarán de la economía de todos los castellanomanchegos.

Por otro, la idea de Zapatero de subir el IVA, que no distingue entre rentas altas o bajas, va a redundar en la disminución del consumo y provocará que en los próximos diez años «estemos endeudados».

Lago aseguró que el Gobierno socialista del país también se ha encargado de impedir la supervivencia de nuestros municipios ya que ha recortado 3.000 millones de euros de transferencias a las corporaciones locales, «lo que ahoga a los Ayuntamientos, y al nuestro también».

El presidente argumentó que el PP ha propuesto que se permita que el 60 por ciento de la dotación del Fondo Estatal de Inversión Local se destine al pago de facturas pendientes por parte de los Consistorios, porque así se impediría dejar de prestar servicios esenciales a los ciudadanos.

Entre las propuestas que planteó el presidente destacó la de disminuir el impuesto de tracción mecánica, y el IBI para las personas desempleadas «ya que es uno de los mayores de España, pagamos un 30 por ciento más que en Madrid».

El portavoz también se refirió a otro de los puntos que se abordarán mañana en Pleno: «el nuevo varapalo que el Tribunal Supremo ha dado a los socialistas con la sentencia del Centro de Tratamiento de Residuos Urbanos».

Lago aseguró que la intención del alcalde es «influir en la opinión pública para justificarse por su mala gestión en un proyecto que se ha llevado peor».