El PP pone de manifiesto la “nueva bofetada que el Supremo ha dado al equipo de Gobierno socialista”, al anular el proyecto que en su día aprobó la construcción del Centro de Tratamiento de Residuos Urbanos de Talavera que se remonta al año 2002. Gonzalo Lago, presiente del PP local, aseguró que desde entonces lo único que ha creado el centro han sido molestias para los vecinos de Cazalegas y Lucillos, víctimas de malos olores e insalubridad.

Lago visitó hoy a los vecinos del barrio de El Carmen y reiteró que una vez más la justicia le dice al alcalde José Francisco Rivas «que proyecta mal las cosas y las gestiona mucho peor» al constatar que el Alto Tribunal declare el  Centro de Tratamiento de Residuos Urbanos ilegal. «Es intolerable y demuestra el desconocimiento por parte del PSOE a la hora de actuar en temas importantes para los vecinos».  

El presidente del PP local mostró su asombro por que el equipo de Gobierno socialista después de 11 años en el gobierno «todavía no haya aprendido a cumplir la ley en los proyectos vitales para nuestra ciudad», quizá se deba a cansancio, desidia o falta de competencia, lo que lleva al equipo de Gobierno socialista a perder «juicio tras juicio en las cuestiones vitales para la ciudad».  

Así  mismo, Gonzalo Lago recordó que el PSOE que gobernaba en el Ayuntamiento de Lucillos no quiso saber nada de la defensa de sus gentes para no ir en contra de los intereses de la Junta de Comunidades y del presidente, José María Barreda, y el alcalde de Cazalegas hizo lo propio y retiró el recurso presentado por el PP por la implantación del  Centro de Tratamiento de Residuos Urbanos cuando el Partido Socialista entró en la alcaldía; «esto demuestra los intereses partidistas de estos dirigentes que anteponen sus intereses políticos al de los propios ciudadanos».   

Por otra parte, el presidente de los populares recuperó el estado de los vertederos incontrolados que existen en el término municipal de Talavera que denunció hace unos días. Dijo que el portavoz del equipo de Gobierno, Tirso Lumbreras, intenta «banalizar» con este asunto para echar la culpa a los talaveranos de la basura que se amontona en caminos y cordeles públicos. 

«Es inconcebible que el equipo de Gobierno eche la culpa a los ciudadanos de su falta de cuidado del medio ambiente», cuando es el alcalde el culpable de que los talaveranos no se puedan desprender correctamente de los residuos. Lago especificó que el PP presentó una propuesta en el Debate del Estado del Municipio para ampliar los horarios de los puntos limpios tanto a diario como los fines de semana, que fue rechazada por los socialistas.