La concejala del Grupo Municipal Popular, María Victoria González, denunció hoy que el colegio número 11 “se encuentra a medias por la falta de previsión de la Junta”. A pesar de los socialistas se hayan apresurado a hacerse la foto en las instalaciones por el momento todavía faltan cosas por terminar, como el porche trasero y el comedor se ha instalado provisionalmente en la entrada hasta que se le asigne otra ubicación.

La concejala popular se preguntó si es necesario construir un centro a golpe de prisas; «¿no hubiese sido mejor tener el colegio preparado con más antelación y previsión?¿ se merecen los profesionales talaveranos comenzar el curso con un centro sin rematar?»

González recalcó que este colegio ha sido reclamado hasta la saciedad por el Partido Popular desde el 2008 y se ha construido a costa de dos escuelas infantiles, «una de ellas en proyecto que no llega y la otra licitada y en menos de un mes anulada de 2,7 millones de euros, de los que Talavera como siempre sólo tiene migajas porque Rivas y su equipo de Gobierno no tienen un proyecto educativo claro».

La edil aseguró que Talavera necesitaba desde hace 25 años un nuevo centro de Infantil y Primaria, mientras que los socialistas siempre han respondido que las necesidades de escolarización de la ciudad estaban cubiertas y que no era necesario la creación de colegio nuevo. «Todavía el porcentaje en la elección de centro en nuestra ciudad sigue siendo muy bajo y llega al 70 por ciento, lo que demuestra que no todas las familias talaveranas eligen el colegio en primera opción que desean», con lo que lamentablemente «estamos a la cola con respecto a otras ciudades de Castilla-La Mancha».

Sin embargo, una vez más el Grupo Municipal Popular ha tenido claras sus peticiones y ha demostrado que en materia educativa Talavera necesita un proyecto. «Seguiremos insistiendo en que las actuaciones de los que gobiernan la Junta de comunidades y nuestro Ayuntamiento, ambos socialistas, sólo funcionan a golpe de queja y a escondidas».

La responsable del PP indicó que desde el partido se siguen reclamando las guarderías de la calle Comercio, «además de la que nos han anulado con un presupuesto de 2,7 millones de euros».

Por otra parte, María Victoria González aseguró que el equipo de Gobierno de Rivas «está cansado y sus proyectos llegan tarde», algo que ha quedado patente en el antiguo colegios Bios, que ha sido reformado para la creación de una Escuela Infantil por el Plan E. «No podrá ver tampoco en funcionamiento sus instalaciones al comienzo del curso escolar porque  todavía queda por perfilar qué empresa se encargará de su gestión», lo que supone un nuevo retraso en un proyecto trascendental. 

La concejala informó de que el 5 agosto se dio el visto bueno al proyecto por el equipo de Gobierno para pedir una subvención a la Junta.  «Una vez más por no tener el trabajo a tiempo, los socialistas talaveranos llegan tarde en sus proyectos y lo que es peor, provocan que nuestras familias se vean perjudicadas por su política de dejadez y de falta de previsión», concluyó.