El presidente del PP provincial, Arturo García-Tizón calificó el proyecto de los Presupuestos Generales del Estado como “faltos de credibilidad” y fruto de la improvisación a la que ya ha acostumbrado al país el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Dijo que se trata de un proyecto que castiga a las clases medias y a las más necesitadas y no van a servir para crear empleo. “No son adecuados, útiles, reales ni creíbles”.

García-Tizón se refirió al proyecto de los Presupuestos Generales del Estado que se debaten estos días antes de iniciar la ronda de contactos con las asociaciones vecinales de Talavera, en un intento de hacer partícipes a los vecinos del proyecto de futuro que tiene el PP para la ciudad.  

Los presupuestos vienen a ahondar todavía más en la recesión económica, sin controlar el gasto innecesario, que aumenta y una subida de impuestos como es el caso del IVA que va a penalizar el consumo e impedir la creación de nuevos puestos de trabajo. Los ciudadanos, especialmente las clases medias, van a pagar las «gracias que ha hecho Zapatero». 

El presidente  no obvió uno de los proyectos vitales para Talavera, como el AVE, al que apenas se dedica una pequeña inversión que servirá «poco más que para terminar algún estudio informativo» y retrasará la llegada del Tren de Alta Velocidad mucho más de lo que los talaveranos desean.

García-Tizón también habló de la importancia que tiene para el PP el movimiento vecinal asociativo y su relevancia en el proyecto de futuro que esta formación política pretende para la ciudad de la cerámica. La asociación de vecinos del barrio de Puerta de Cuartos ‘Ruiz de Luna’ fue la primera en dar a conocer sus inquietudes al presidente provincial.

«Vengo a escuchar, ver qué quieren los vecinos», dijo el presidente, que recalcó que el moviendo vecinal es uno de los sectores con los que va a trabajar muy duro el partido para construir el proyecto electoral del PP, donde tendrán cabida los sectores empresariales, artesanos, industriales, económicos o culturales de la ciudad.

Talavera y Toledo son dos ciudades que pueden mejorar en el futuro «y este proyecto lo queremos hacer con los vecinos, de forma compartida y sentida como propio por toda la ciudad». Talavera se convertirá en una gran ciudad del centro y el oeste peninsular.  

También se reunió con el presidente de la Federación de Vecinos Domingo Pinilla al que le dio cuenta de su proyecto de reunirse con la asociaciones vecinales periódicamente para conocer sus inquietudes y necesidades y pedirles su colaboración en la realización del proyecto de la futura ciudad de Talavera.