La proposición del Grupo Municipal Popular de apoyo al comercio local se ha aprobado por unanimidad pero con una enmienda de supresión que el PSOE en la que se elimina que se cree un fondo de ayudas directas y de apoyo al comercio local, tanto a autónomos como a pequeñas y medianas empresas.

Se elimina así que se realice un informe de situación del sector “y se determine la caída de facturación que llevan los comerciantes a consecuencia de la pandemia”. En función de los resultados del estudio se contemplará la creación del citado fondo de ayudas directas.

El portavoz del Grupo Municipal Popular Santiago Serrano en la atención a los medios de comunicación ha calificado de “ridículo” que un Ayuntamiento que maneja un presupuesto de 88 millones “y tiene partidas sin ejecutar que superan el millón de euros, sólo destine en forma de bonos de 6.000 euros a ayudar al comercio local”.

La viceportavoz ‘popular’ Gelen Delgado ha defendido esta moción y ha reiterado que para el PP el compromiso del Ayuntamiento con un sector como el comercio “debe ir mas allá y se debe ver reflejado de forma presupuestaria”, así como también ayudando a las plataformas que han surgido de la iniciativa de los comerciantes en estos meses, además de darles “ese apoyo en forma de asesoramiento y de formación para la digitalización que muchos negocios están esperando para ponerse al día”.

Serrano ha recordado que muchos comercios ya han cerrado “y otros muchos están en la cuerda floja, pero el equipo de Gobierno sigue empeñado en no conceder ayudas directas a un sector que mueve tanto su economía como la de otros sectores que son básicos para el funcionamiento de Talavera”.

Por tanto, lo que se ha aprobado en la moción es que se elabore una campaña de promoción del comercio de proximidad, “que reactive el consumo local en nuestra ciudad, sobre todo durante las Navidades y de cara al próximo año y suponga un apoyo para la creación o mantenimiento del empleo”.

Promover plataformas de reparto gratuito a domicilio que ayuden a los comerciantes locales a acercar sus productos a los ciudadanos es otro de los puntos aprobados, así como que se pongan en marcha bonos de consumo que supongan un descuento en los suministros de luz, gas, telefonía e internet, acordados directamente con las compañías suministradoras.

Como último punto al que se ha dado luz verde, se van a impulsar programas de asesoramiento y formación para la digitalización y venta online con ayudas específicas para la adquisición de plataformas y soportes digitales.