Los miembros de la junta local del Partido Popular de Talavera se reunieron recientemente para dar inicio al curso político con el objetivo de sentar las bases para el funcionamiento del partido en los próximos meses. En el encuentro se abordaron las propuestas que el PP tiene para la ciudad “con la convicción de que no nos resignaremos a permanecer en la situación en la que se encuentra Talavera”, informó el presidente del partido, Gonzalo Lago, que insistió en que desde las filas populares promoverán las “mejores soluciones” para atajar los grandes problemas del municipio que los socialistas después de tres legislaturas con Rivas a la cabeza no han sido capaces de ponerles fin.

A esta cita después de las vacaciones acudieron la treintena de miembros del comité local que hicieron especial hincapié en dar solución a al primer problema que preocupa a los talaveranos que la creación de empleo y la reactivación económica de la ciudad que roza los 12.000 parados. 

En el transcurso de la reunión los integrantes del PP dejaron constancia de su agradecimiento al respaldo que los talaveranos les otorgan en los últimos sondeos que se han conocido y que otorgan la mayoría absoluta al partido en las elecciones de mayo. Sin embargo, los miembros de la junta se mostraron muy cautos y apostaron por «seguir trabajando para que Talavera se convierta en una ciudad pujante que con los socialistas sigue en el furgón de cola de Castilla-La Mancha», dijo Lago.

«Talavera tiene que volver a ser una ciudad competitiva en la que se convirtió tras el gobierno municipal popular porque ahora se encuentra en una situación vegetativa con la gestión de Rivas», apuntó el portavoz, que insistió en que lo que la ciudad necesita es que se cumplan las «falsas promesas socialistas» en lo que se refiere a infraestructuras ya que es obligado que Talavera sea competitiva con especto a otras ciudades de similares características de la región.  

Los populares se mostraron convencidos de que la «negra» realidad de Castilla-La Mancha cambiará cuando la presidenta regional del partido, María Dolores Cospedal acceda a la Junta de Comunidades en mayo de 2011 para poner fin casi 30 años de gobierno socialista.