La concejala del Partido Popular, María Victoria González Vilches manifestó hoy en Pleno su preocupación por la pérdida de una Escuela Infantil en la calle Talavera de la Reyna del Perú que ha sido sustituida por un colegio “en el que sólo se comprometen a construir las aulas de Educación Infantil, y tras la denuncia del PP también el comedor escolar”. González consideró necesario e imprescindible que los socialistas ofrezcan información al respecto y por eso continúa preguntando “si el colegio contará con aula de usos múltiples, de informática, biblioteca, despachos o patios de recreo”.

La concejala recordó que en el lugar del colegio se había licitado un CAI con un presupuesto de 2,7 millones de euros, «que en menos de un mes el gobierno socialista de Barreda y el de Rivas nos lo quitan sin ninguna explicación coherente». 

González manifestó que a pesar de las críticas de los socialistas que apuntaban que el Partido Popular faltaba a la verdad, los concejales de esta formación continúan reivindicando lo que es de justicia para Talavera y los 2,7 millones de euros presupuestados. «Nos encontramos con un colegio en el que se está ultimando un proyecto y desconocemos  si han pedido autorización a este Ayuntamiento para hacer el cambio de cesión preceptivo». 

La edil dejó claro de nuevo que la Escuela Infantil de la calle Comercio está cofinanciada por el Ayuntamiento «y no es exclusiva de la Junta», además de que lleva aprobada desde hace tres años, una vez que pasó por Pleno. 

«Clama al cielo que todavía busquen terrenos para la ubicación del CAI que nos prometían y que estaba licitado,  y sobre todo es aún peor, que este equipo de Gobierno socialista del Ayuntamiento de Talavera con su alcalde el señor José Francisco Rivas , de la callada por respuesta». 

Por otra parte, María Victoria González puso de manifiesto el perpetuo abandono de la Junta para con la ciudad, ya que mientras en Toledo la consejera de Educación anuncia que se construirán nuevas Escuelas Infantiles junto al alcalde también socialista Emiliano García-Page, «en Talavera a Rivas le quitan 2,7 millones de euros y le piden que busque terrenos para un futuro, lo que demuestra la soledad del regidor en su mala gestión, que no debemos pagar los talaveranos».