El Partido Popular lamentó hoy el mal estado del instituto Gabriel Alonso Herrera que recientemente ha provocado que se desplome el techo de uno de los aseos de alumnos, aunque afortunadamente no ha habido que lamentar males mayores, como recoge un medio de comunicación. La concejala popular, maría Victoria González calificó de “intolerable” que se desplome un techo del baño de alumnos, que existan goteras en las aulas, que los alumnos pasen frío porque la calefacción brille por su ausencia”, lo que da muestras de la política del Gobierno socialista en materia de Educación, tanto en el Ayuntamiento como en la Junta, “que se les llena la boca cuando hablan de mejoras en la calidad de enseñanza o para decir que construirán un centro en menos de tres meses”.

González expuso que a día de hoy «seguimos viendo cómo alumnos, docentes, padres y en general la comunidad educativa sufren las diversas obras mientras se dan las clases», algo que el Partido Popular viene  denunciando por la falta de apoyo de la Junta de Comunidades para con Talavera «y su falta de voluntad para solucionar los problemas educativos en la ciudad». 

La edil sostuvo que esta situación de abandono es «la tónica habitual en los centros educativos de nuestra ciudad», ya que sólo existen reformas aisladas en Talavera, y el centro que por fin esperaban los talaveranos de Educación Infantil y Primaria «será es a costa de perder un CAI que también resulta muy necesario y que nos quitan sin más explicación, pues el de la calle Comercio ya estaba comprometido». 

«Debe haber poco o ningún diálogo entre el Gobierno socialista de la ciudad y sus compañeros de la Junta, que sólo vienen a Talavera para hacerse la foto y dar ruedas de prensa donde hablan de inversiones ficticias en Talavera y su comarca».

Sin embargo, en el Partido Popular se preguntan ¿dónde están esas inversiones en nuestra ciudad? Y por qué no se han materializado. María Victoria González recordó que el PP ha reclamado varias veces un instituto nuevo,  «algo que  los socialistas volvieron a poner en duda, pero sus mentiras ya no se las creen los talaveranos porque ven que su ciudad está cada vez más olvidada por Zapatero, Barreda y Rivas, y porque advierten que el futuro en Talavera, no es tal, si siguen siendo ellos nuestros gobernantes».