El portavoz del Grupo Municipal Popular, Gonzalo Lago, exigió hoy al alcalde José Francisco Rivas, explicaciones públicas sobre una nueva operación de crédito de 9 millones de euros de la que tuvo conocimiento ayer el partido. “En este Ayuntamiento la falta de transparencia y la mala gestión son la norma, y no lo afirma sólo el PP si no los estudios de Transparencia España que hacen que a Rivas se la caiga la cara de vergüenza cuando le dan un suspenso contundente por ocultar todo lo que se refiere a la vida municipal”.

Lago explicó que el pasado 22 de diciembre «con alevosía y nocturnidad (por lo oscuro del asunto) y en una maniobra incomprensible de ocultamiento» se instruyó un expediente de contratación por procedimiento negociado sin publicidad de una operación de crédito a corto plazo por un importe de 9 millones de euros, para solventar la falta de liquidez en las arcas municipales, para atender los pagos que tenemos que hacer diariamente, «lo que certifica que nuestro ayuntamiento está en quiebra técnica».

El también presidente del PP exigió a Rivas conocer el coste de esta operación de tesorería «y como se va a pagar durante los 12 meses de este 2011», además de que desea saber en qué se va a invertir, «porque si según Rivas nuestro ayuntamiento está saneado y no tiene deudas ¿porqué es necesario esta enorme cantidad?»

Otra de las incógnitas que Lago pretende que le sea despejada es si el crédito de 9 millones se va a gastar en el primer semestre y si se pagará a partir de junio tras las elecciones municipales, «dejando a la corporación entrante tras las elecciones en un callejón sin salida, gobierne quien gobierne».

Nuevamente, Gonzalo Lago insistió en la necesidad de conocer las razones por las qué se ocultó a los ciudadanos esta operación de crédito por valor de 9 millones de euros, a pesar de que se llevó a cabo 8 días antes del debate de presupuestos, «¿y no se contempló en el mismo las previsiones de gasto que esta operación va a costar durante este año?»

El dirigente popular recordó que en el Pleno de Presupuestos apuntó que las cuentas que presentaban los socialistas «no eran reales en la previsión de ingresos con los gastos contemplados», a pesar de que el concejal de Economía argumentó que se trataba de un presupuesto ajustado a la situación actual y que conociendo las posibilidades de ingresos, de transferencias y las necesidades es cuando se podría trabajar en serio. «¿Pero qué milonga nos estaba contando entonces?»

El portavoz reiteró que es necesario un Plan de ajuste económico-financiero, como aconseja el interventor municipal, «y un estudio real de la situación, porque si no llegaremos a medio y corto plazo a una situación de déficit económico».

Lago aseguró que con esta operación de tesorería, «Rivas nos ha dado la razón a nosotros y al interventor», porque en el mes de enero ya ha tenido que pedir dinero «por falta de liquidez para poder pagar lo que vaya surgiendo o lo que se adeude».

El presidente apuntó que todavía no se ha adjudicado la entidad bancaria que facilitará al Ayuntamiento liquidez, «pero son 9 millones de euros que a corto plazo y posiblemente este año tendremos que devolver al banco».

Por último, lago explicó que las operaciones de tesorería están previstas para utilizarlas de forma coyuntural cuando se necesite liquidez, «pero me temo que de seguir con este Gobierno se va a tener que utilizar esta fórmula de modo estructural porque nos van a dejar las arcas vacías, por lo que no entendemos dónde está el presupuesto de responsabilidad que decían los socialistas».