El secretario general del PP de Talavera, José Julián Gregorio, denunció hoy nuevamente la dejadez en materia ambiental del equipo de Gobierno socialista presidido por un alcalde que a todas luces se ha revelado “ineficaz”. Comentó que resulta “vergonzoso”, por la pobre imagen que ofrece de la ciudad, que exista un nuevo vertedero que se yergue junto al nuevo puente, que será uno de los emblemas de Talavera, en el mismo camino de las dependencias de los Bomberos, de otras deportivas y cerca de Talavera Ferial. “Los socialistas permiten que modernidad y tercermundismo convivan en el mismo espacio”.

Gregorio comentó que en la zona aparecen escombros, deshechos y muebles viejos, y desgraciadamente no dejan de proliferar en la ciudad estos vertederos incontrolados, que junto con la suciedad de muchas calles no céntricas de Talavera, son un ejemplo más «de la política de las apariencias del señor Rivas, donde surgen amontonados los problemas que sacuden a nuestra ciudad y que el señor alcalde, en vez de solventarlos, se dedica a acusar a otros y no admitir su responsabilidad».

El responsable popular se preguntó si la concesión todos los años de la Bandera Verde a esta ciudad, a pesar de la suciedad que existe en calles y plazas y en estos vertederos, pueda deberse a que exista una buena relación del Ayuntamiento con la empresa que otorga los distintivos, a tenor de las últimas declaraciones de Rivas por las que consideraba «injusto» que la ONG Transparencia Internacional España sitúe a Talavera en el puesto 97 en transparencia de 110 consistorios analizados. Cuando el alcalde  ha reconocido que esos malos datos se pueden deber a la relación de una administración pública con esa empresa «para salir mejor o peor parado», por lo que Gregorio consideró que la hipocresía de Rivas «no tiene límites».

«Aquí vemos claramente el deje dictatorial de Rivas cuando una encuesta o un análisis no le son positivos», recalcó Gregorio, que invitó al alcalde y a su equipo a preocuparse más y mejor por los problemas de los talaveranos, y dijo que quizá debería revisar los múltiples vertederos incontrolados que recorren el término municipal «y no ir al remolque de la oposición», que cumple su labor advirtiendo de los lugares donde se ubican. 

No obstante, el edil mostró su conformidad con que la concejala responsable del área de medio ambiente haya ordenado la limpieza del vertedero ilegal que se ubicaba debajo del puente del río Alberche, tal y como también se denunció desde el Partido Popular.

El secretario pidió al equipo de Gobierno que «este nuevo estercolero», cercano a las dependencias del parque de Bomberos se limpie con la mayor celeridad posible, ya que estos deshechos proyectan una deplorable imagen de la ciudad, «y podemos llevar a Talavera por culpa de Rivas a los últimos puestos de transparencia, pero en este caso por la suciedad».

José Julián Gregorio aseguró que el Partido Popular defiende y defenderá la gestión medioambiental, «con energía, y trabajará para erradicar esa imagen decadente y arruinada que los socialistas comandados por Rivas y  Barreda están llevando de Talavera a todos los que se acercan a nuestro término municipal por dejación, ineficacia y falta de trabajo». Sin embargo, avanzó que estos problemas se solventarán cuando Castilla-La Mancha esté gestionada por María Dolores Cospedal que pondrá en marcha un programa medioambiental «serio y riguroso», que evitará la sensación de «tercermundismo y decadencia» que con Rivas nos es bastante evidente.