El portavoz del Grupo Municipal Popular, Santiago Serrano, ha denunciado “la chapuza de la prórroga forzosa in extremis” de la gestión de la Casa de la Juventud, aprobada en Junta de Gobierno pocos días antes de que venciese el contrato y sin contar “con un solo informe favorable”.

Serrano ha recordado que el PP y asociaciones juveniles ya alertaron hace semanas sobre este hecho y “la consecuente incertidumbre” que este modo de operar del equipo de Gobierno, y en especial del concejal de Juventud, ha generado en la empresa que presta el servicio y en los usuarios de la Casa de la Juventud.

En ese sentido, ha recordado que ya se aprobaron dos prórrogas ordinarias del contrato en 2019 y 2020, por lo que el vencimiento del contrato no es “debido a acontecimientos imprevisibles, sino todo lo contrario, y revela una vez más la improvisación, la falta de trabajo y de rigor del Gobierno de Agustina García”.

El portavoz popular ha reseñado que, como se refleja en el expediente, para prorrogar forzosamente el servicio tendría que haberse publicado el anuncio de licitación del nuevo contrato con una antelación mínima “de tres meses” respecto a la finalización del contrato originario, “y no ha sido así”.

De hecho, como ha apuntado Serrano, “no sabemos qué previsión tiene el equipo de Gobierno para sacar los nuevos pliegos, porque según parece ni siquiera se está trabajando en ellos”. Tanto es así, que en el acuerdo de Junta de Gobierno se insta al servicio de Juventud a que comience a elaborarlos.

Del mismo modo, ha subrayado que, tal y como se pone de relieve en el informe desfavorable de Intervención, “en el expediente ni siquiera consta que exista consignación presupuestaria, ni informe técnico favorable, ni informe jurídico de la secretaría general, “pero sí informe desfavorable del jefe de Sección de Contratación”.

A esta desorganización y falta de previsión se suma “el desaguisado” que el PP ya ha denunciado con anterioridad respecto a que el edil de Juventud ni ha sacado convocatoria de actividades juveniles este año, ni ha pagado las de 2020. “Un desastre absoluto de gestión que, lamentablemente, están pagando los jóvenes talaveranos” ha finalizado Serrano.