El viceportavoz del Grupo Municipal Popular, José Julián Gregorio, denunció hoy nuevamente la inseguridad que existe para viajeros y conductores en la Estación de Autobuses, especialmente en los túneles que en época de lluvias se asemejan a las “cataratas del Niágara”, según dijo el responsable popular.

«Desde el Partido Popular pedimos que se efectúe una valoración de los problemas detectados en el túnel y se proceda inmediatamente a subsanarlos», señaló el viceportavoz que añadió que no es necesario poner en peligro a usuarios de la estación y a conductores que cruzan a diario esta obra de ingeniería «que deja mucho que desear, por lo que esperamos que el equipo de Gobierno utilice la garantía, si no está ya fuera de uso, para arreglar estos problemas y que no espere a que se pase, incluso, la garantía por obra civil». 

José  Julián Gregorio especificó que de no solventar los inconvenientes que se encuentran en este infraestructura,» solicitaremos a Rivas y su equipo que dieron los parabienes y el visto bueno al túnel, que cambien su uso, de túnel de comunicación a uno de lavado y así podremos  amortizar las deudas ruinosas que genera esta estación y la Empresa Pública de Infraestructuras que la gestiona». 

El viceportavoz recordó que las obras de la estación se llevaron a cabo con un retraso «considerable de años» donde no faltaron las críticas de la oposición, los comerciantes de la zona y la Federación Empresarial Talaverana, «son obras que trajeron grandes pérdidas a los comerciantes y aún siguen haciéndolo», denunció Gregorio. 

El también concejal mostró su perplejidad por las deficiencias del túnel y del propio vestíbulo, donde se han suprimido recientemente los bancos para el arreglo de unas columnas como recogían lo medios de comunicación; «es un complejo de económico de gran importancia y no entendemos que esto suceda en una estación que no está inaugurada ni desde hace dos años». 

Por otra parte, Gregorio solicitó al gerente de la Estación de Autobuses que rectifique ya que señaló que «la normativa no les obliga a que existan bancos en las zonas de taquillas», lo que a juicio del viceportavoz «es una actitud prepotente y totalitaria, en consonancia con el equipo socialista del alcalde Rivas, ya que la función del Ayuntamiento y sus diversos organismos es velar por el bienestar ciudadano».  

El edil añadió que el gerente de una empresa Pública de Infraestructuras «no sirve nada más que para generar deudas a los talaveranos y no es quien para decir que no concibe el malestar de los usuarios». Él sólo tiene que hacerse partícipe de las quejas de los viajeros y solucionarlas, «ése es su trabajo y si no, por esas palabras ofensivas, Rivas debería cesarlo fulminantemente», concluyó.