El secretario general del Partido Popular, José Julián Gregorio, denunció hoy el deterioro que sufre la entrada a Talavera desde el puente del río Alberche, con firme en mal estado y pequeños socavones que previsiblemente se acentuarán de cara al invierno próximo “y ofrecen una imagen penosa de la ciudad”.

Gregorio añadió que a estos desperfectos se unen los malos olores del arroyo las Parras «que recalca la decadencia de una de las vías de acceso a la ciudad, ofreciendo a los visitantes una pobre bienvenida». 

«Creemos que las entradas arregladas y desdobladas a las grandes ciudades son símbolos de crecimiento y de acogida a los ciudadanos y visitantes a nuestra ciudad, y no se puede tolerar que este mal estado implique no sólo problemas de seguridad, sino también proyecte una imagen de ciudad abandonada a su suerte, como desgraciadamente así es», señaló. 

El también viceportavoz del Grupo Municipal Popular recalcó que esta imagen «de subdesarrollo» que el Partido Socialista está llevando a nuestra ciudad se agrava aún más con los recortes de Zapatero previstos en los Presupuestos Generales del Estado, «y por la falta de ayuda de la Junta de Comunidades, presidida por un ineficaz Barreda que junto a Rivas,  han llevado a Talavera  casi a la bancarrota económica y social». 

Gregorio recordó que El Partido Popular reivindica desde hace muchos años el desdoblamiento de la Nacional V por motivos de seguridad y de mejora del tráfico, «pero sobre todo porque la segunda gran ciudad de Castilla-La Mancha no se merece que sus accesos sigan siendo del siglo pasado». 

«También denunciamos el silencio de los corderos, comandados por el alcalde talaverano que ha hecho caso omiso a las peticiones, desde hace muchos años, del Partido Popular para que se produjera este desdoblamiento  de esta carretera», apostilló Gregorio. 

El responsable popular reiteró que el futuro de Talavera es oscuro e incierto, a tenor de la falta de inversiones municipales, regionales y estatales que pasan de largo por la ciudad «y que acentúan el agravio de Talavera con otras ciudades de la región», mientras que el deterioro de esta importantísima vía de entrada a Talavera irá cada vez a más, «y realzará la sensación de caída libre de la ciudad al abismo económico, amputación de infraestructuras y sobre todo en el retroceso sin dilación hacia los años 50 en población e infraestructuras». 

Por tanto, el Partido Popular pide una vez más a Rivas «que deje su escondite y su silencio, y se enfrente de una vez por todas a la terrible realidad que acucia, por su culpa, a la ciudad», dijo Gregorio que añadió que el alcalde debe solicitar «ante quien competa, alguno de sus colegas socialistas», el arreglo de infraestructuras deterioradas en la ciudad,  como es esta importante entrada de la Nacional V por el puente del Alberche.  

José  Julián Gregorio incidió en que si aún no se ha llevado a cabo este arreglo, ni el desdoblamiento «es por la omisión un único culpable, que tiene abandonada a la ciudad, y ese es Rivas», ya que el Partido Popular lleva años pidiendo en los presupuestos que se contemple esta infraestructura. 

«Desgraciadamente la esperanza de que Talavera salga del pozo sumido por los socialistas, no pasa por estos tres tenores, Rivas, Barreda y Zapatero, cantores de crisis y de paro», aseveró el secretario, que avanzó que el futuro de la ciudad pasará por las propuestas y el trabajo diario de María Dolores Cospedal, «porque creemos en la necesidad de un cambio de timón en la región para que ella saque de este atolladero a Talavera y a sus ciudadanos y para que junto a Gonzalo Lago vuelva la esperanza a nuestra ciudad», concluyó.