El presidente del PP, Gonzalo Lago, denunció hoy la improvisación del equipo de Gobierno a la hora de elaborar los presupuestos correspondientes al año 2010, ya que a día de hoy están en fase de elaboración y se deberían haber aprobado en diciembre.

Lago aseguró que el concejal de Economía, Carlos Ángel Devia, debería saber que cualquier empresa debe elaborar los presupuestos del ejercicio siguiente «sin prisa pero sin pausa y dentro de un plazo razonable para saber a qué atenerse en cuanto a gastos e ingresos». 

El también portavoz del Grupo Municipal Popular señaló que en el Ayuntamiento Rivas y su concejal de Economía a día de hoy aún desconocen cómo se van a desarrollar los presupuestos de nuestro Consistorio, y a «tontas y a locas» retrasan la elaboración de los mismos esperando quizá «un maná que pueda otorgarles viabilidad».
 
Lago aseguró que el Grupo Municipal Popular desconoce por falta de información qué es lo que está provocando este retraso y por qué en el mes de enero no se han presentado los presupuestos, lo que se debe en parte a la falta de diálogo de Rivas y su equipo de Gobierno con la oposición. «La única explicación que se nos ha dado es que al ser el primer año en que este Ayuntamiento tiene que elaborar los presupuestos de acuerdo a la Ley de Grandes Ciudades y a la estructura en que se realizan los Presupuestos Generales del Estado» se hace más difícil su desarrollo.

Desde el PP se cree que «esta improvisación proviene de la dejadez propia que vemos año tras año en nuestro Ayuntamiento». Es inconcebible que se achaque falta de tiempo cuando ya desde mayo de 2009 se conocía que esta forma de elaborarlos se tenía que llevar a cabo. 

El portavoz insistió en que tampoco se puede achacar este retraso a lo difícil que pueda resultar su elaboración, sino más bien a la desidia y dejadez de un equipo de Gobierno socialista que «o no sabe hacer su trabajo o retrasa el mismo por motivos que desconocemos».

Parece ser que el concejal de Hacienda avisaba que se tendría que pedir un nuevo préstamo de 5 millones de euros para que cuadren las cuentas y el Grupo Municipal «no quiere pensar que el retraso se deba a que ya ni los bancos prestan dinero a nuestro Ayuntamiento por riesgo de que pueda ser insolvente si la sentencia de Ucota nos condena a pagar las costas». 

Todo esto hace que los talaveranos cada día estén más convencidos de la incapacidad de Rivas y sus concejales para solucionar nuestros problemas económicos tras años de despilfarro y por no haber hecho caso del cuento de la cigarra y la hormiga, es decir, «haber ahorrado durante la época de bonanza económica en lugar de dejar nuestras arcas vacías». 

El PP ante esta situación de catástrofe económica a la que nos han llevado Rivas y sus acólitos, propone una alternativa totalmente razonable: de todos es sabido que la nueva Estación de Autobuses ha sido el único proyecto de toda la región que no ha tenido subvención de la Junta de Comunidades, cuando observábamos atónitos que el señor Barreda daba 6 millones de euros para la remodelación de la Estación de Autobuses de Toledo. El partido propone que se exija a Barreda y a la consejería de Economía y Hacienda que aporte a nuestro Ayuntamiento esa misma cantidad de 6 millones de euros «como justiprecio o compensación de lo que por justicia se nos debería haber aportado para abordar dicho  proyecto», aseguró.

El presidente popular manifestó que con estos 6 millones de euros que se deben exigir a la Junta urgentemente «no sería necesario endeudar a nuestro Ayuntamiento en 5 millones de euros más», y todavía sobraría un millón para poder llevar a cabo inversiones reales y efectivas que ayuden a nuestra actividad económica en el momento de crisis actual.