El PP ha criticado la falta de la concreción del gobierno de Emiliano García-Page en lo que respecta al arreglo de la calefacción del Centro Cívico de La Solana, toda vez que ha respondido en las Cortes que “está trabajando en ello en coordinación con el Ayuntamiento”, pero lo cierto es que la calefacción lleva siete meses sin funcionar, con el consiguiente perjuicio para los mayores del centro.

El diputado del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, Emilio Bravo, preguntó a la consejera de Bienestar Social en el Pleno de las Cortes la pasada semana por esta cuestión “y la respuesta no sacó de dudas a nadie”.

La realidad, como expuso el diputado, es que los usuarios del centro “que son personas mayores” no pueden acudir al mismo porque no tiene calefacción, algo que llevan arrastrando desde hace siete meses; tanto es así, que de los de 700 usuarios diarios que acudían a las instalaciones “ahora apenas lo hacen 20 que además llevan sus propias estufas o braseros para poder hacer uso del centro, mientras cientos de mayores están obligados a quedarse en sus casas porque no aguantan el frío”.

“La alcaldesa tampoco dice nada”, dijo Bravo, que también añadió que quizá “es que se preocupe poco o que tenga miedo de sus jefes”, y los usuarios necesitan que se repare este problema, porque pronto llegará el verano y si no se ha solventado, tampoco podrán hacer uso de las instalaciones por las elevadas temperaturas.

Por eso, desde el PP se insiste al Gobierno regional y al Ayuntamiento que continuará pendiente de que “cumplan lo prometido y ofrezcan una solución inmediata”, porque este problema se ha alargado mucho en el tiempo y los mayores talaveranos son los únicos perjudicados.

El presidente del PP de Talavera, Santiago Serrano, con el senador del PP, José Julián Gregorio, y la diputada nacional Carmen Riolobos realizaron una visita al centro en el mes de febrero y exigieron “el arreglo inmediato” de la calefacción, “dos meses después el Gobierno de Page y el de Agustina García continúan sin dar una respuesta real a los cientos de mayores que se ven obligados a quedarse en sus casas”.