El senador del Partido Popular José Julián Gregorio y el presidente del PP de Talavera Santiago Serrano han censurado que el ministro Garzón, “no contento con atacar a la ganadería, arremeta ahora también contra la hostelería”, un ataque “que es una estocada para el sector agroalimentario y hostelero de Talavera y comarca”.

Así se han pronunciado hoy en su visita a la ganadería de Rafael Hita, donde Gregorio ha criticado que Emiliano García-Page “actúe bajo los dictados de Pedro Sánchez y de Podemos” que apoyan las declaraciones del titular de Consumo para que los ciudadanos acudan con tuppers de comida al trabajo o a la universidad; “lo que es un ataque al sector hostelero y al sector primario, algo que va a tener una nefasta repercusión económica”.

Para el senador, Page “es un parlanchín”, al decir una cosa y hacer la contraria, como cuando pidió ayer unidad de acción nacional, “que no puede haber si él mismo vota en contra de la resolución del PP de Paco Núñez en las Cortes para reprobar a Garzón”.

Mientras, en Talavera, ha continuado Gregorio, “no sabemos si la alcaldesa Agustina García responderá a Garzón”, pero los talaveranos queremos saber “si va a dejar tirados a nuestros restaurantes y al sector primario “que puede hundirse aún más por las declaraciones del ministro”.

Por eso, ha resaltado que el PP de Pablo Casado y Paco Núñez seguirá apoyando al sector de la carne y de la leche, “y estaremos vigilantes de que se cumpla lo que les han prometido para recuperarse”.

CESE DEL MINISTRO

Por su parte, Santiago Serrano ha dejado claro que desde el Partido Popular “no vamos a permitir que Garzón ponga en su hoja de ruta un ataque directo hacia la hostelería y las explotaciones ganaderas”, que están ya de por sí muy castigadas por la pandemia o por las decisiones de Page de criminalizar a la hostelería cada vez que había un problema en la región “y ordenaba cerrar bares y restaurantes y prohibía trabajar a los hosteleros”.

Parece ser, ha indicado Serrano, que para Page “no ha sido suficiente ese ataque a la carne roja y a los ganaderos para pedir el cese del ministro”, por lo que desde el PP se va a continuar insistiendo en que Castilla-La Mancha se pronuncie de manera oficial e institucional “para pedir el cese de Garzón, lo mismo que vamos a hacer en Talavera en el Pleno del próximo jueves”.

Para finalizar el portavoz ha resaltado que los ataques a dos sectores vitales para nuestra economía “no nos los podemos permitir ni como país ni como comunidad autónoma ni como ciudad”, ya que como ha recordado Serrano “la ganadería es un puntal económico de la ciudad y la comarca, lo mismo que la hostelería, “y ese sectarismo ideológico que está intentando imponer el Gobierno de PSOE y Podemos sólo lleva a la ruina”, lo que siempre va a contar con el rechazo frontal del Partido Popular.