El portavoz del Grupo Municipal Popular, Santiago Serrano, ha celebrado que el Gobierno de Castilla-La Mancha “se haya dignado a adecentar el Puente Reina Sofía, una infraestructura que es de su titularidad, tras 26 años de abandono”.

Así, ha calificado de “ridículo” que el Ejecutivo regional, junto con la Diputación y el Ayuntamiento de Talavera, “haya montado un acto de reinauguración para aplaudir que la Junta, por fin y desde 1994 que se arregló por última vez, haya decidido cumplir con su obligación”.

El también presidente del PP local ha recordado que el arreglo del Puente Reina Sofía era de las pocas inversiones que los presupuestos de Castilla-La Mancha contemplaban para la ciudad, “algo que no debería ser extraordinario porque el mantenimiento es competencia suya, y tristemente es de las pocas cosas que el Gobierno regional puede vender en Talavera”.

Serrano ha recordado que el arreglo de este puente es una demanda desde hace muchos años de los talaveranos, y algo que fue requerido al presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, en múltiples ocasiones desde el Ayuntamiento, sin obtener respuesta.

Por eso, ha subrayado que “si hemos tenido que esperar 26 años para pintar un puente, ¿cuántos años debemos esperar los talaveranos para la lluvia de millones anunciada en 2016?, ¿y para la plataforma logística?, ¿y para los dos millones de metros de suelo industrial?”.